Conoce por qué no debes cortar la cutícula de tus uñas

Cuando hacemos nuestro propio manicura y pedicura, o asistimos a un salón de belleza, uno de los pasos que se suelen realizar es cortar la cutícula. Los expertos aseguran que este es un error que no se debe cometer, ya que podría causar infecciones en la zona. Conoce la forma correcta de tratar la cutícula

Cutícula

No cortes más la cutícula de tus uñas y así evitarás una posible infección Crédito: Natali Sam | Shutterstock

Muchas veces queremos limpiar nuestras uñas de la mejor manera para estimular su crecimiento, pero en algunos casos podemos causar lesiones, como hinchazón, bacterias, infecciones e incluso, provocar la aparición de uñas encarnadas. Algunos de estos problemas se deben a un error muy usual que solemos cometer para mejorar la apariencia de las uñas, y se trata de cortar la cutícula. Conoce la razón por la que no debes hacerlo.

El corte de la cutícula es una práctica muy común en los salones de belleza y es que muchas personas desconocen las consecuencias que podrían causarle a nuestros dedos. La forma correcta de tratarlas es más sencilla de lo que puedes pensar.

Cutícula
Limpia tus uñas de la forma correcta sin cortar la cutícula. Crédito: meow wii | Shutterstock

¿Qúe es la cutícula?

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Para quienes no conocen de este término, se trata de un revestimiento o capa de la piel que se encuentra en el nacimiento de la uña y su función es protegerla de posibles bacterias e infecciones. Esta constituida principalmente, por dos tipos de polímeros lipofílicos, los cuales son la cutina y ceras cuticulares.

¿Por qué no se debe cortar la cutícula?

El Dr. Corey L. Hartman, médico dermatólogo fundador de Skin Wellness Dermatology, en Inglaterra, reconoce a la cutícula como la ”primera línea de defensa” de la placa de la uña, el lugar en el que inicia su crecimiento, es decir, la matriz y el tejido que rodea a esta última.

La función de la cutícula es proteger las uñas ante cualquier agente contaminante externo. Por lo que al cortarla, se ven expuestas y vulnerables a daños como secarse o infectarse durante la fase de crecimiento inicial.

Incluso, si la cutícula es arrancada al morder las uñas, el efecto infeccioso puede empeorar. Si están secas, agrietadas, cortadas o lastimadas, la suciedad entrará con mayor facilidad al lecho ungueal y finalmente, causará lesiones en la piel.

¿Qué debemos hacer?

El Dr. Hartman y muchos otros dermatólogos, no recomiendan que se corten las cutículas bajo ninguna circunstancia. En su lugar, se debe dejar crecer intacta para que esta se adhiera al pliegue proximal de la uña. De hecho, para mejorar este procedimiento se recomienda nutrir e hidratar la piel alrededor de los dedos aplicando un aceite, crema para cutículas o un exfoliante.

Otra opción, es humedecer las uñas y con mucha delicadeza empujar la cutícula hacia su propia raíz. Siendo una de las formas más seguras, siempre y cuando esta no se haga al seco.

Cutícula
Hidrata la cutícula de tus uñas con aceites naturales 2 veces por semana. Crédito: memonic | Shutterstock

Este es uno de los aspectos más importantes si realizas tu manicura o pedicura en casa. Desde ahora, dejarás de cortar la cutícula de tus uñas y de esta forma, evitarás cualquier infección. Mantén el aspecto de tus uñas saludables.

Otros temas que pueden interesarte:

Más sobre este tema