5 tratamientos caseros para hidratar el cabello

Si tu cabello está reseco y necesita de inmediato hidratación, la forma de ayudarlo es con ingredientes naturales. Reunimos algunos de los mejores remedios caseros para restaurar tu cabello en casa

tratamientos naturales para hidratar pelo

La resequedad en el cabello puede deberse al uso excesivo de calor al peinar, exposición al sol, entre otras razones. | Crédito: Pexels

¿Tu cabello necesita mayor hidratación? Ya sea que estés exagerando con los peinados con calor, pasando demasiado tiempo bajo el sol o no estás obteniendo los nutrientes adecuados, es probable que tengas el cabello seco, encrespado y quebradizo, independientemente de tu tipo de cabello.

El cabello muy seco o dañado puede impedir hacer crecer largo y saludable porque el pelo seco y encrespado es más susceptible a la rotura. ¿Las buenas noticias? Existen remedios caseros que realmente ayudan a restaurar la hidratación que tanto se necesita, haciéndola más manejable sin tener que salir de casa.

1- Usa aceite de coco

Si quieres nutrir, hidratar y fortalecer tu cabello, no busques más que el aceite de coco. Este elemento de la cocina es como un vaso grande de agua para las hebras resecas porque es un emoliente natural que retiene la hidratación. Sella la cutícula del cabello y penetra en las fibras capilares para restaurar la humedad donde más lo necesita, y es rico en vitamina E.

Cómo aplicar:

El aceite de coco tiene muchos beneficios para el cabello, incluido su uso como tratamiento de acondicionamiento profundo semanalmente. Cubre tu cabello con aceite de coco desde la raíz hasta las puntas, enfocándote en las puntas del pelo. Deja actuar el tratamiento con aceite durante 20 minutos, luego lava con shampoo y acondicionar como de costumbre.

2- Incorpora aceite de argán

No es ningún secreto que los aceites pueden hacer maravillas en el cabello seco, pero hay una razón por la que estamos señalando el aceite de argán: es oro líquido para tu cabello. Este aceite natural es rico en antioxidantes y contiene una mezcla única de ácido oleico, ácido linoleico, ácido palmítico y ácido esteárico que suavizan, hidratan y acondicionan el cabello sin dejar residuos grasos.

Cómo aplicar:

Pon un poco de aceite de argán en las palmas de tus manos y frota. Después, pasa tus dedos a través del cabello húmedo y seca con una toalla. Un poco de aceite de argán puede ser de gran ayuda para suavizar las puntas abiertas y domar los cabellos sueltos y el frizz, y es fácil de usar. También puedes agregar un par de gotas en las puntas de tu cabello antes de lavarlo con shampoo para asegurarte de no quitar los aceites naturales cuando te bañes.

Consulta nuestra guía sobre cómo usar el aceite de argán como mascarilla para el cabello.

3- Crea una mascarilla para el cabello a base de yogur

El yogur es rico en grasas naturales y proteínas, lo que lo hace perfecto para agregar brillo y humectación a tu cabello, así que asegúrate de guardar un poco para una mascarilla para el cabello la próxima vez que compres. Puedes crear un puré combinando yogur con aguacate maduro y miel.

“¡El contenido de ácidos grasos monoinsaturados en el aceite de aguacate es más alto que el del aceite de oliva extra virgen”, dice Sunnie Brook, embajadora de Biolage con 15 años de experiencia como estilista de celebridades.

tratamientos caseros para hidratar pelo
El yogur tiene ácidos grasos que beneficiarán a tu melena. | Crédito: Pexels

Mientras que el yogur y el aguacate restauran la humedad y suministran los ácidos grasos muy necesarios a tu pelo, la miel actúa como humectante para sellar la humedad para que el pelo se mantenga hidratado.

Cómo aplicar:

“Para hacer una mascarilla de aguacate y yogur, combina una taza de yogur natural, 1/2 aguacate, 3 cucharaditas de miel y 1 chorrito de limón”, dice Brook. Mezcla los ingredientes y aplícalos a tu cabello en secciones. “Cubrir con un gorro de ducha y dejar actuar durante 15 minutos”. Luego lava con shampoo y acondicionador.

4- Incorpora huevo a tu rutina de cuidado del cabello

Debido a que las yemas de huevo tienen un alto contenido de grasa, están repletas de beneficios humectantes. Puedes hacer tu propia mascarilla para el cabello con huevos y limón.

Cómo aplicar:

Mezcla 2 o 3 claras de huevo y agrega 2 o 3 gotas de jugo de limón para neutralizar el olor del huevo. Deja la mezcla en el cabello durante unos 20 minutos con un gorro de ducha. Asegúrate de enjuagar con agua fría, porque el agua caliente hará que se hagan grumos. Una vez que enjuagues bien la mezcla, lávate el cabello con tu shampoo y acondicionador habituales.

5- Mascarilla de aguacate, plátano y aceite de almendras

El aceite de almendras está repleto de ácidos grasos y vitamina E, lo que lo convierte en el vehículo perfecto para combinar con aguacate y plátano. Juntos, crean un hidratante para el cabello seco.

Cómo aplicar:

Mezcla 1/2 aguacate (machacado), con un plátano (también machacado) y dos cucharadas de aceite de almendras. Aplica la mascarilla desde la raíz hasta las puntas sobre el cabello húmedo y cubre el cabello con un gorro de ducha. Deja la mascarilla durante 20 minutos. Enjuaga bien y continúa con tu rutina de shampoo y acondicionador.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema