Cómo usar el aceite de coco para tener un cabello brilloso y fuerte

El aceite de coco hidrata el cabello, evita el frizz y las puntas abiertas. Te decimos cómo puedes incluirlo en tu rutina de cuidado del pelo

aceite de coco para cabello fuerte

Un ingrediente natural que amamos. | Crédito: Freepik

Cuando se trata de restaurar el cabello, una gran opción son los aceites naturales, entre los cuales se encuentra el aceite de coco. Este ingrediente se usa en el cuidado de la piel y por supuesto en la cocina, pero hoy nos centraremos en sus beneficios para el cabello.

Agregar este aceite natural a tu rutina de cuidado del cabello podría ser exactamente lo necesitas para transformar el cabello seco en un cabello saludable en poco tiempo. Y si bien es especialmente bueno para el cabello rizado, el aceite de coco es un tratamiento increíble para cualquier tipo de pelo, lo que significa que cualquiera puedes agregar este sencillo producto a tu rutina.

Los beneficios del aceite de coco en el cabello

El aceite de coco ayuda a que la cutícula retenga la humedad actuando como sellador, evitando que los productos humectantes que hayas aplicado anteriormente salgan del tallo del cabello. El resultado es un cabello más suave y con menos frizz.

Y si tienes el cabello fino o delgado, el aceite de coco ayuda a ralentizar la caída al penetrar profundamente en el tallo del cabello para prevenir la pérdida de proteínas, lo que a su vez evita la rotura. Cuando se aplica en el cuero cabelludo, simultáneamente hidrata y elimina la acumulación alrededor de los folículos capilares para impulsar el crecimiento. De hecho, debido a su eficacia para nutrir e hidratar el cuero cabelludo seco, también se puede utilizar como un tratamiento eficaz para la caspa.

Además, usar aceite de coco en las puntas de tu cabello también puede ayudar a prevenir las puntas abiertas y agregar brillo. Sin mencionar que está repleto de propiedades antibacterianas y nutrientes.

Cómo aplicar aceite de coco como mascarilla para el cabello

¿Quieres aprovechar todo el poder hidratante del aceite de coco? Utiliza aceite de coco virgen sin refinar (o incluso aceite de coco extra virgen) para obtener los mejores resultados. Esto garantizará que tu cabello obtenga todos los nutrientes presentes en la forma natural del aceite.

beneficios del aceite de coco en el pelo
El aceite de coco es un gran remedio casero. | Crédito: Freepik

Te recomendamos usar aceite de coco como mascarilla para el cabello de 2 a 3 veces a la semana, pero siéntete libre de experimentar para ver qué funciona mejor en ti.

Paso 1: Calienta el aceite de coco

El aceite de coco es naturalmente más duro que otros aceites, por lo que si está solidificado o no en forma líquida cuando abras el frasco por primera vez, no te preocupes. Puedes calentarlo tomando una pequeña cantidad de aceite de coco en tus manos y frotár, o colocando una cucharada en una sartén y calentándolo hasta que comience a derretirse. Para evitar la acumulación de producto, comience con no más de una cucharadita.

Paso 2: Aplicar el aceite de coco sobre el cabello seco

Usa un peine de dientes anchos para distribuir el aceite de coco por el cabello. Comienza en la sección media de tu cabello, alrededor de donde están las orejas, y continúe hasta las puntas para una hidratación completa. Si te preocupa la caída del cabello o deseas estimular el crecimiento del cabello, también puede tomar una pequeña cantidad con las yemas de los dedos y masajear en el cuero cabelludo antes de aplicar en la sección media del cabello. También puedes experimentar mezclando el aceite con otros ingredientes, como yogur, miel o jugo de limón.

Paso 3: Deja actuar durante 30 minutos o toda la noche

Para un tratamiento capilar de acondicionamiento profundo rápido, aplica el aceite de coco antes de lavar y acondicionar tu pelo como lo harías normalmente. Simplemente deja actuar durante 30 minutos, luego lava el cabello como de costumbre.

O, para una mascarilla extrahidratante para el cabello, deja tu tratamiento capilar con aceite de coco durante la noche; simplemente envuelve el cabello con un gorro de ducha antes de dormir para asegurarte de que no se manche toda la almohada. Luego, báñate y lávate con champú cuando despiertes. Puede que tengas que enjuagarte un par de veces para eliminar todo el aceite de coco, pero cuando lo hagas, tendrás un cabello suave y sedoso.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema