5 Trucos para que no te lastimen los zapatos nuevos

Feliz por estrenar ese par de tacones fabulosos, pero ¿desolada por el dolor que ello implica?, Nunca más con estos sencillos consejos que harán de tu andar uno más libre, ligero y gozoso.

5 consejos para hacer más cómodos tus zapatos nuevos | Crédito Pexels

5 consejos para hacer más cómodos tus zapatos nuevos | Crédito Pexels

Para nosotras las mujeres no hay experiencia más divertida que ir de compras por zapatos, podemos pasar horas viendo aparadores, visitando tiendas y probandonos pares distintos de zapatillas para cada ocasión, evento y estado de ánimo; de manera que cuando encontramos aquellos pares perfectos que nos harán lucir más imponentes y regias, lo adecuado también será saber cómo lograr que nuestros pies no se martiricen cuando caminamos con ellos, especialmente cuando son nuevos, ya que por muy flexibles que sea el calzado que acabamos de adquirir, invariablemente las correas, el empeine o el talón nos lastimaran por el simple hecho de que no estamos adaptadas a su horma ni ellos a nuestros pies. 

De modo que aquí te enseñamos algunos trucos de los maestros zapateros para hacer que tus pies disfruten su compra sin que por ello le salgan ampollas, raspones o simplemente dolor. Te contamos.

¿Por qué es bueno tener más de 3 pares de zapatos?

Le preguntamos al podólogo Miguel Lanús especialista de MedicFeett cuáles son las razones para tener una zapatera variada además de la vanidad y gusto por la moda, a lo que Lanús contestó lo siguiente: “Las personas deberían de tener en promedio 5 0 6 pares de zapatos cuando máximo, dos pares deportivos, otros dos para eventos formales y por último 2 para el diario. De esta manera habrá rotación, no se guardan malos olores, hongos y se desgasta menos el calzado. Más allá de esa cantidad ya es un poco frívolo, ya que como sabrán los zapatos ocupan mucho espacio y más si estos son almacenados con su empaque original o cubre polvo, de manera  si van a adquirir zapatos es prudente valorar qué actividades realizas y en función a ello comprar tal o cual prenda.” 

Entonces si ya viste que tus pares predilectos ya no se pueden restaurar o de plano ya buscas algo diferente, intenta esta serie de consejos.

1-Usa una secadora de pelo

¿Tienes unos zapatos un tanto duros y angostos?, No es problema, saca tus pares de calcetines más gruesos y ponte el calzado que acabas de comprar, posteriormente toma la secadora del pelo en el nivel de  temperatura más alta por unos 5 o 7 minutos.esto permitirá que el material se caliente y se ablande, sólo ten presente que si el material es sintético, no te sobrepases con la cantidad de tiempo de calor ya que pudieran perder la forma o pigmento en el proceso.

2-Papel periódico

Mismo caso, si tus zapatos están insoportables, toma un pedazo de papel periódico grande hazlo bolita, e introdúcelo hasta el final del calzado, esto con la finalidad de que el empeine tome la forma de tu pie. Finalmente metes tus zapatos a una bolsa de plástico lo metes a la nevera durante un par de horas esto con la finalidad de que el papel se humedezca por el frío y ello ablande los zapatos.

3- Ten a la mano curitas

Si vas a usar tacones o zapatillas puedes poner en tus dedos pequeñas banditas, así como en los talones para no sufrir lesiones. De hecho de acuerdo con Lanús, en todo bolso, o maletín deberíamos llevar siempre estas aliadas para que las sandalias, o cualquier calzado no nos afecte, ya que no hay dolor más grande que una ampolla reventada y la sangre seca pegada entre la piel y el zapato.

4- Bolsas de hielo

Este punto es muy parecido al del papel periódico, sólo que la diferencia es que aquí se utiliza una bolsa de plástico con agua amarrada se coloca dentro del zapato, en el congelador por unas 4 horas se saca la bolsa con el agua hecha hielo y se retira. Tus zapatos habrán ganado un centímetro o dos y créemos será la gran diferencia.

5- Lleva a hormar tus zapatos

Si nada de lo que te sugerimos funcionó o no notaste una ligera ampliación en el calzado, puedes pedir en la tienda que te los amolden desde el principio y en caso de que no tengan la máquina que los ajuste a tu medida, visita a un zapatero para que ejerza presión sobre tus pares nuevos.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema