Crema hidratante vs. crema humectante: cuáles son las diferencias

Crema hidratante y humectante no son lo mismo. Ambas son esenciales en el cuidado de la piel, pero conocer la diferencia te ayudará a identificar los productos que son adecuados para ti

diferencia entre crema hidratante y crema humectante

Aprende a reconocer las diferencias entre un producto humectante y un hidratante.  Crédito: Freepik

Todo el tiempo, las marcas crean un sinfín de productos que prometen una piel sana, suave y radiante. Entonces, ¿cómo decides qué productos para el cuidado de la piel comprar? Los pasillos de las tiendas están llenos de innumerables opciones para hidratar y humectar tu piel, pero el primer paso es comprender la diferencia entre los términos “hidratar” y “humectar”.

Muchos de nosotros no sabemos que aunque las marcas usan los términos “hidratar” y “humectar” indistintamente, no son lo mismo. Sí, ambos son esenciales para el cuidado de la piel para nutrirla, pero saber cuál es la diferencia te ayudará a determinar qué productos son los más adecuados para las necesidades específicas de tu piel.

¿Cuál es la diferencia entre hidratar y humectar?

Los humectantes e hidratantes se aseguran de que la piel reciba toda el agua que necesita para combatir la sequedad y la deshidratación, los signos prematuros del envejecimiento y el daño ambiental. Sin embargo, la diferencia radica principalmente en cómo logran estos resultados.

La “hidratación” es la absorción de la humedad del aire y luego la infusión de agua en las células para mejorar la capacidad de la piel para absorber la humedad y los nutrientes. Esto significa que cuando usas un hidratante tópico, estás infundiendo agua a tus células y mejorando la capacidad de tu piel para absorber la humedad.

Por otro lado, la humectación consiste en atrapar y sellar la humedad para construir la barrera protectora de la piel, prevenir la pérdida de agua y mantener la piel suave y tersa, dice el Dr. Tsippora Shainhouse, dermatólogo certificado por la junta en Los Ángeles.

Crema hidratante vs crema humectante

¿Alguna vez has sentido que tu piel parece suplicarle que sacie su sed? Para eso están los hidratantes y humectantes. Ambos trabajan para combatir la sequedad y la deshidratación para ayudar a lograr una piel joven y flexible.

Si tienes la piel seca, eso significa que su piel carece de aceite y necesita ser humectada.

Si tienes la piel deshidratada, tu piel carece de agua y necesita hidratarse.

La hidratación hace que nuestra piel se sienta suave, pero no se mantendrá suave si no hay aceite. Si la hidratación se escapa, la piel queda seca y escamosa. Sin embargo, aplicar aceite sobre la piel deshidratada puede suavizarla visiblemente, pero aún le faltará esa sensación suave y elástica que proviene de la hidratación.

Cómo saber si necesitas hidratante o humectante

Si tu piel está seca o si notas que eres propensa a la piel seca y escamosa, es posible que la barrera cutánea no bloquee la humedad. ¡Aquí es donde entran los humectantes! Aplica humectante para restaurar la apariencia tersa y elástica de su piel. Esto es extremadamente útil durante el invierno cuando la piel es propensa a la sequedad.

Por otro lado, si sientes que tu piel está apagada y las líneas finas y arrugas que tiene se están volviendo notables, puede ver que su piel está deshidratada. Aplica un hidratante para combatir este problema y darle a tu piel la nutrición que tanto necesita.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema