¿Qué es la barrera de humedad de la piel? Lo que debes saber para cuidarla

Si últimamente sientes la piel reseca, quizá se deba a que tu barrera de humedad está debilitada. Mira qué puedes hacer para solucionarlo

que es la barrera de humedad de la piel

La hidratación es la clave. | Crédito: Pexels

Es muy probable que hayas escuchado el término “barrera contra la humedad” en alguna cuenta de Instagram o TikTok, especialmente en el contexto de dañarla. Pero, ¿qué significa exactamente? ¿Y cómo te puedes asegurar de que tu barrera de humedad permanezca intacta? En una palabra: lípidos.

Vayamos paso por paso.

¿Qué es la barrera de humedad?

La barrera de humedad es la capa externa de la piel que protege contra la deshidratación y los irritantes ambientales, y sella la hidratación. La barrera está formada por los aceites naturales de la piel y los enlaces que forman entre las células de la piel, explicó a Popsugar la dermatóloga Sherry Ingraham.

En otras palabras, es esa capa superior de la piel que mantiene fuera todas las cosas dañinas y las cosas buenas dentro. Entonces, cuando se daña, la piel se hace más sensible.

La barrera de humedad está formada por grasas naturales que se encuentran en la piel, llamadas lípidos. Estas grasas forman los enlaces entre las células para mantener el agua dentro de la piel.

¿Qué daña la barrera de humedad?

A medida que envejecemos, la producción de lípidos naturales en nuestra piel se ralentiza. “Casi el 60 por ciento de los lípidos naturales de la piel desaparecen a los 40 años”, dijo la doctora Ingraham. De la misma manera que la cantidad de colágeno que produce nuestro cuerpo disminuye con el tiempo, la hidratación también se ve afectada por la edad, por lo que cobra cada vez más importancia tanto proteger la barrera de humedad como complementarla con lípidos externos.

Aparte del simple hecho de que el envejecimiento es inevitable, hay algunas otras cosas que contribuyen a la ruptura de tu barrera de humedad.

La exposición a agresores ambientales como la contaminación y la exposición al sol, especialmente sin usar protector solar, puede deshidratar la piel y dañar la barrera de humedad. Además, la sobreexfoliación o el uso de productos que son fuertes para la piel, como productos a base de alcohol y exfoliantes demasiado abrasivos, pueden dañarla. Por último, no hidratarte adecuadamente puede debilitar tu barrera de humedad.

Para saber si tienes una barrera estropeada es probable que sientas los síntomas de la deshidratación: sequedad, picazón o sensibilidad. Tu piel también puede verse enrojecida, escamosa o irritada.

¿Cómo ayudar a reparar la barrera de humedad?

Hay tres componentes dentro de la familia de los lípidos epidérmicos: ceramidas, colesterol y ácidos grasos. Según la doctora Ingraham, las ceramidas constituyen el 50 por ciento de la composición general de la piel.

En esencia, los tres componentes lipídicos son los que nos dan ese brillo juvenil y húmedo y sin ellos es cuando la piel comienza a lucir reseca.

Con el tiempo, esto significa una disminución de la elasticidad y líneas finas y arrugas más notorias. “Al agregar un producto para el cuidado de la piel que incluye lípidos, los pacientes pueden promover la hidratación a corto plazo, mientras que también previenen los signos comunes del envejecimiento a largo plazo”, dijo la dermatóloga.

Si bien usar cada componente por sí solo es excelente, cuando se combinan ceramidas, ácidos grasos y colesterol, funcionan en conjunto para mantener el equilibrio y la salud óptimos de la barrera de humedad.

En esta nota

cuidados para el cutis de la cara

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema