Piel seca vs. piel deshidratada: conoce las diferencias entre ambas

Contrario a lo que puedas pensar, la piel seca y la piel deshidratada no son lo mismo. Conoce las diferencias entre una y otra, así como sus características

diferencias entre piel seca y piel deshidratada

Conoce las diferencias entre la piel seca y la deshidratada.  Crédito: Freepik

Hay una gran diferencia entre la piel seca y la piel deshidratada, pero ambas tienden a sentirse igual. De hecho, el cutis de todas las personas es susceptible a la deshidratación (que es diferente de la piel seca), independientemente del tipo de piel, dijo la dermatóloga Y. Claire Chang de la ciudad de Nueva York en el podcast The Science of Beauty de Allure.

“Aquellos con piel grasa todavía pueden tener la piel deshidratada, lo que significa que puede tener altos niveles de sebo, pero bajo contenido de agua”, explicó. Además, los tratamientos para el acné pueden resecar o incluso irritar, por lo que la hidratación de la piel es aún más importante para quienes padecen brotes y grasa, explicó Chang.

¿Cuál es la diferencia entre piel seca y la piel deshidratada?

La piel seca es un tipo de piel, pero la piel deshidratada es una condición que cualquiera puede experimentar. “La piel seca tiene falta de grasa o lípidos. Con la piel deshidratada, falta agua en el estrato córneo, que es la capa superior de la piel”, dijo el dermatólogo Ariel Haus.

“No es necesario tener la piel seca para tener una piel deshidratada. Las pieles grasas y mixtas también pueden deshidratarse”, aclaró Haus.

Entonces, ¿cómo saber cuál tienes? A continuación, conoce las características clave de cada una:

Características de la piel seca

  • Se siente áspera
  • Puede causar picazón
  • Puede ser escamosa

Si tiene un tipo de piel seca, significa que te falta aceite. Cuando usas humectantes y lociones, es probable que se absorban con bastante rapidez. También puedes experimentar regularmente descamación, agrietamiento y sensibilidad.

Características de la piel deshidratada

  • Parece sin vida
  • Se siente rígida
  • Es sensible
  • Muestra líneas finas
  • Muestra signos acelerados de envejecimiento, como piel flácida y arrugas profundas.

Si tienes una condición de piel deshidratada, tu piel carece de agua. Esto puede deberse a muchos factores como el maquillaje, la dieta, el uso incorrecto del producto, el clima. Pero aquí es donde se pone complicado: cuando la piel está deshidratada, crea más aceite para compensar la falta de agua. Esto puede causar brotes, irritación y parches secos.

La piel seca es una afección inherente de la piel que probablemente se mantendrá durante la mayor parte de tu vida, mientras que la deshidratación es más un estado en el que se encuentra tu piel y que puedes solucionar.

Identificar la piel deshidratada frente a la piel seca

Por lo general, puedes saber si tu piel está deshidratada si pellizcas una de tus mejillas y se arruga con una presión suave en lugar de mantener su forma, dijo a Allure Ross C. Radusky, dermatólogo certificado por la junta en SoHo Skin & Laser Dermatology. La piel deshidratada también se sentirá tirante y parecerá más opaca de lo habitual, agrega. También puedes notar arrugas más exageradas o en lugares que no recuerdas tenerlas, junto con ojeras más profundas.

La piel seca, por otro lado, se caracteriza por la falta de aceite, dice Radusky. Como resultado, la descamación de la piel y la picazón y la piel escamosa suelen ocurrir. Básicamente, el malestar general es un signo importante de sequedad. “Las peores áreas suelen estar cerca de las cejas y alrededor de las comisuras de la nariz y la boca”, agrega Radusky.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema