Conoce cómo practicar el método japonés ”Saho” para tener una piel sana y luminosa

''Saho'' es un método japonés que consiste en realizar una doble limpieza y doble hidratación para mejorar el aspecto de la piel. Esta técnica fue diseñada por las chicas japonesas y en la actualidad, muchas marcas están incluyendo productos que cumplan con estos pasos. Conoce cómo practicar el método favorito de las japonesas para cuidar su piel

Limpieza

Las chicas japonesas usan el método ''Saho'' para cuidar su piel y limpiarla a profundidad. Crédito: aslysun | Shutterstock

Las chicas japonesas en ocasiones practican los consejos de sus familiares y se inspiran en ceremonias tradicionales para desarrollar técnicas que les ayuden a cuidar su piel. De hecho, de esta forma surgió el método ”Saho”, ideal para limpiar el rostro a profundidad y estimular una mejor absorción de los productos. Probablemente, ya hayas escuchado de la doble limpieza pero te explicaremos cómo la practican las japonesas y que otros pasos incluyen. Conoce de qué se trata este método japonés que se utiliza para tener una piel sana y luminosa, llamado ”Saho”.

¿Qué es el método Saho?

Las japonesas siempre mantienen una piel radiante, ya que practican diferentes técnicas para cuidarla y limpiarla a profundidad. El método Saho consiste en duplicar cada paso de la rutina de skincare, es decir, se realiza a través de la doble limpieza, doble hidratación y doble aplicación. De esta forma, se estimula la acción de los productos para un mejor resultado.

Esta técnica esta inspirada en la antigua y tradicional ”ceremonia del té en Japón”, que destaca la importancia de hacer lo adecuado, en la forma y el orden correcto. Para preparar una taza de té perfecta, es necesario seguir una serie de indicaciones invariables. En el caso del cuidado de la piel, se deben seguir las reglas para lograr las capacidades protectoras de la dermis.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

1.- Doble limpieza

Para asegurarse de limpiar la piel a profundidad, las japonesas incoporaron un producto más al primer paso de las rutinas de skincare. La doble limpieza inicia con un limpiador diseñado para tratar las texturas oleosas de la piel, que se encargue de eliminar el maquillaje y el exceso de sebo. Una vez que termines de limpiar tu rostro, debes aplicar un segundo limpiador que posea una base jabonosa para retirar la suciedad por completo.

Algunos expertos recomiendan iniciar este paso con un bálsamo removedor de maquillaje como Makeup Removing Cleanser Balm ($13.99) de CeraVe o aguas micelares, y en el segundo paso usar limpiadores faciales espumosos para complementar como el Hydrating Facial Cleanser ($34.99) de la misma marca. CeraVe es una marca muy recomendada ya que contiene productos especiales para pieles grasas y otros para secas. ¡Busca los ideales para tu tipo de piel!

CeraVe
Makeup Removing Cleanser Balm de CeraVe. Crédito: Amazon
CeraVe
Hydrating Facial Cleanser de CeraVe. Crédito: Amazon

2.- Doble hidratación

Es importante hidratar la piel y no hay mejor forma de hacerlo que con una doble hidratación. Este paso consiste en aplicar una loción hidratante sobre toda la piel y continuar con todos los productos de tratamientos, como sérums hidratantes, cosméticos para alisar los primeros signos de envejecimiento o contornos de ojos. Las pieles secas pueden usar cremas hidratantes, en lugar de lociones ya que estas benefician su aspecto a profundidad.

Si realizas tu rutina de noche, te recomendamos utilizar la loción hidratante facial PM de CeraVe ($13.97), que cuenta con ácido hialurónico, ceramidas y niacinamida. Luego de ella, puedes aplicar el contorno de ojos, antiarrugas y reafirmante de L’Oréal ($12.99)

CeraVe
Facial Moisturizing Lotion de CeraVe. Crédito: Amazon
L'Oréal
Revitalift contorno de ojos de L’Oréal. Crédito: Amazon

¿Qué es la doble aplicación?

Para beneficiar la absorción de productos en la piel, existe una forma correcta de usarlos. La doble aplicación se refiere a la forma correcta de aplicar los cosméticos mediante dos pasos. El primero consiste en colocar el producto en la palma de la mano y extenderlo sobre el rostro con masajes circulares. Posteriormente, para lograr el segundo paso frota las manos para crear calor y nuevamente masajea con ligeras presiones para favorecer la penetración.

Esta aplicación se utiliza en productos como los sérums hidratantes, tratamientos, contorno de ojos, tónicos, etc. Es decir, todos los productos que apliques en el segundo paso de la doble hidratación.

Se recomienda realizar la doble limpieza e hidratación en las noches, aunque también puedes hacerlas en la mañana, este es el momento ideal para retirar toda la suciedad que se acumula durante el día. Incluye el método japones ”Saho” y notarás los cambios en tu piel.

Otros temas que pueden interesarte:

Más sobre este tema