5 tratamientos caseros para calmar la irritación de la piel

Las irritaciones suelen ser causadas por diferentes factores, incluso puede deberse a que tu piel sea sensible. Para tratarlas, te recomendaremos 5 tratamientos caseros que te ayudarán a disminuir el enrojecimiento, la comezón y el dolor

Piel irritada

Cuida tu piel irritada utilizando tratamientos caseros fáciles de preparar. Crédito: Aleksandra Suzi | Shutterstock

En algunas ocasiones podemos observar como nuestra piel se puede tornar de un color rojo, puede mostrar alguna erupción o incluso sentir dolor ante cualquier tacto. Esto ocurre cuando presentamos alguna irritación, la cual puede deberse a diferentes causas, como algun producto que causó una reacción en nuestra piel, la exposición al sol y del mismo modo, los alimentos que pueden provocar alergias. Pero no te preocupes, para calmar la irritación a tiempo, te recomendaremos algunos tratamientos caseros con ingredientes fáciles de conseguir.

Los dermatólogos aseguran que en la mayoría de los casos las irritaciones suelen presentarse en pieles sensibles. Estudios realizados por la marca de cuidado de la piel Eucerin, revelan que la piel posee una barrera protectora natural, la cual impide que las bacterias y las sustancias nocivas penetren en el cuerpo.

Sin embargo, explican que existen factores externos como el clima e internos como el estrés, que pueden afectar este proceso, debilitando las defensas naturales de la piel, ocasionando irritaciones, hinchazón, comezón y ardor.

Si tu presentas algunos de estos síntomas de forma seguida, puede que tu piel sea sensible y debas acudir con un dermatólogo. Pero, como te comentamos anteriormente, esto también puede deberse a otros factores, como una reacción alérgica a un producto de maquillaje o algún alimento.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Tratamientos caseros para calmar la irritación

1.- Pepino y agua de rosas

El pepino es reconocido por ser un ingrediente que te permite proteger e hidratar tu piel gracias a sus propiedades. Por su parte, el agua de rosas posee propiedades reafirmantes y antiinflamatorias, por lo que, combinar estos dos productos te ayudará a calmar la irritación.

Preparación y aplicación:

Pela un pepino y agregalo en la licuadora junto a 1/2 taza de agua de rosas, procesa los ingredientes hasta que se integren bien y luego vierte la mezcla en un envase. Aplica esta preparación en la zona irritada y deja que actúe por al menos 30 minutos, luego enjuaga con abundante agua. Si te sobro un poco de la mezcla puedes guardarlo en el refrigerador y repetir todos los días hasta notar que tu piel mejore.

Agua de rosas
El agua de rosas ayuda a rejuvenecer la piel. Crédito: Olga Miltsova | Shutterstock

2.- Aloe vera

El aloe vera es un planta rica en vitaminas A,B,C y E, ácido fólico y minerales, como el calcio y el zinc. Gracias a estas propiedades y su capacidad de retener agua, el aloe vera tiene un efecto cicatrizante, tonificador y de hidratación profunda. Por lo que, si tu piel además de presentar irritación, también sientes comezón, el gel del aloe vera te ayudará mucho.

Preparación y aplicación:

Coloca el aloe vera en un envase con agua y déjalo ahi toda la noche para extraer la aloína. Al dia siguiente, puedes extraer el gel y aplicar directamente sobre la zona irritada, deja actuar por 20 minutos y enjuaga con abundante agua. No dejes que el aloe vera tenga contacto con el sol.

Aloe vera
El aloe vera contiene muchas propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y antibióticas. Crédito: Nikolay Litov | Pixabay

3.- Té verde

El té verde esta compuesto de antioxidates y polifenoles que ayudan a acelerar el proceso de recuperación de la piel, reducen la irritación, el enrojecimiento y la hinchazón. Sus principios activos estimulan la regeneración de las células y frenan las reacciones alérgicas.

Preparación y aplicación:

Agrega dos cucharadas de té verde a una taza de agua hirviendo, remuévela un poco y luego retira del fuego. Deja reposar a una temperatura ambiente, llévala al refrigerador y transcurridas un par de horas, puedes aplicarla en la zona irritada.

Té verde
El té verde mejora problemas como la psoriasis y la caspa. Crédito: teatian | Shutterstock

4.- Miel

La miel tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, que se han utilizado para tratar heridas desde hace mucho tiempo. La miel puede ayudar a prevenir infecciones, tratar quemaduras y heridas, al mismo tiempo que humecta y acelera el proceso de curación.

Preparación y aplicación:

Toma un poco de piel con tus dedos y aplica sobre la zona irritada dando suaves masajes, deja actuar por algunos minutos y luego retira con abundante agua.

Miel
La miel ayuda a mantener la piel hidratada. Crédito: rsooll | Shutterstock

5.- Aceite de árbol de té

El aceite de árbol de té es antibacteriano, antiinflamatorio y cicatrizante, por lo que, muchas personas lo utilizan para tratar el acné, el pie de atleta, los piojos, los hongos, las picaduras y por supuesto, las irritaciones en la piel.

Preparación y aplicación:

Diluye los aceites antes de aplicar en la piel, puedes mezclarlo con aceite base, como aceite de coco o de almendra. Aplica sobre la zona irritada y deja que la piel lo absorba.

Aceite de árbol de té
El aceite de árbol de té ayuda reducir las bacterias y microorganismos en la piel. Crédito: AmyLv | Shutterstock

Alivia tu piel usando esto trucos, cuando tengas alguna irritación. Si un producto cosmético causo esta irritación, suspende su uso; si se trata del sol, cuidate con protector solar y si fue por algún alimento que te provoco alergia, no lo consumas otra vez. En cualquiera de los casos, si la irritación se prolonga acude con tu dermatólogo de confianza.

Otros temas que pueden interesarte:

En esta nota

cuidados para el cutis

Más sobre este tema