Luna nueva: cómo cuidar tu piel durante esta fase lunar

Durante la fase de luna nueva, lo más importante es hidratar y nutrir tu piel. Mira este paso a paso para cuidar tu cutis en luna nueva y nutrirlo a profundidad

chica con crema en la cara

Puedes cuidar mejor tu piel de la cara con un ritual que aproveche la energía de la luna nueva. Crédito: Shutterstock

La luna nueva es una etapa para comenzar de nuevo. Al ser el primer día del ciclo lunar, hace que sea un buen momento para iniciar nuevos hábitos y comprometerse o volver a comprometerte contigo misma y con el cuidado personal.

La luna nueva también se llama luna oscura. Ocurre cuando la luna está en su punto relativo más bajo en su órbita, y pasa entre la tierra y el sol, dejándonos con una noche relativamente oscura y sin luna.

Para celebrar y honrar el nacimiento del ciclo lunar, te recomendamos un ritual mágico y nutritivo para tu piel.

Cuando hablamos de la nueva luna y el nuevo comienzo, es difícil encontrar un vínculo con el cuidado de la piel. Pero durante esta fase, la piel es más absorbente. Las células literalmente anhelan hidratación e infusión de vitaminas. Es por esto que durante la luna nueva se recomienda que tomes tiempo para nutrir e hidratar tu piel. No peelings y exfoliantes.

Aplica sustancias suaves. Ve a un baño de vapor. Utiliza productos hidratantes de alta calidad. Bebe más agua.

Cómo cuidar tu piel durante la luna nueva

Te recomendamos un ritual de piel de luna nueva se basa en la nutrición. Para ello necesitarás manteca de karité en crema, la cual puedes comprar en Amazon.

Puede practicar este ritual de belleza en cualquier momento durante la luna nueva, pero es mejor realizarlo una vez que el sol se ha escondido.

  1. Limpia tu rostro con el limpiador que prefieras.
  2. Rocía la piel con un tónico facial y siéntelo en tu piel.
  3. Toma aproximadamente dos yemas de tus dedos con manteca de karité cremosa (aproximadamente media cucharadita) y derrite entre las palmas. Una vez que el karité se derrita y se distribuya en sus manos y dedos, comience a masajear tu cara y cuello, comenzando en la mandíbula y subiendo por la cara con movimientos lentos y rítmicos, y luego baja hacia el cuello.
  4. Si sientes que tu piel puede absorber un poco más de karité, puedes agregar media cucharadita adicional.
  5. Si lo deseas, puede descansar un poco. Siéntate en silencio.
  6. Cuando estés lista, el paso clave de una mascarilla de karité es el vapor. Toma una toallita y sumérgela en agua caliente, exprimiéndola para eliminar el exceso de humedad. Coloca el paño humeante sobre tu cara, presionando lenta y suavemente en las mejillas, la frente y el mentón. Repite hasta que se absorba todo el karité cremoso y la piel se sienta flexible y resistente.
  7. Para finalizar, puedes usar un spray hidratante.

Crear rutinas de belleza de acuerdo a las fases lunares puede parecer nuevo, pero puedes intentarlo.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema