¿Qué es el Gua Sha? Lo que debes saber sobre esta técnica de cuidado de la piel

El masaje facial Gua Sha ha ganado popularidad gracias a TikTok, pero realmente es una técnica china de cientos de años que tiene muchos beneficios para la piel del rostro

como hacer masaje gua sha

La piedra Gua Sha es muy popular. | Crédito: Pexels

Si eres una usuaria asidua de TikTok seguramente has visto videos sobre Gua Sha, la última práctica de belleza para consentir tu piel. ¿Pero qué es?

Gua sha, también conocido como raspado de jade, es una técnica que tiene origen en la medicina tradicional china, que no es tan simple como frotar un suero o usar un rodillo de jade y, en cambio, tiene una historia muy rica.

Pero antes de comprar las herramientas para adentrarte a esta técnica y lanzarte a ciegas, sigue leyendo para para conocer los beneficios de la práctica, cómo hacerlo y todo lo que hay que saber.

¿Qué es Gua Sha?

Gua Sha comenzó como una forma de aliviar los síntomas de la enfermedad. Se documentó por primera vez en los principales registros médicos durante la dinastía Ming (1368 a 1644), aunque se presume que se remonta mucho más atrás en el tiempo. Desde entonces, el gua sha se ha mantenido como un elemento básico en la medicina tradicional china a lo largo de los tiempos.

“Gua significa ‘raspar’ y Sha significa ‘petequias’ (manchas pequeñas, planas, rojas y púrpuras)”, dijo a Elite Daily la Dra. Ervina Wu, dermatóloga certificada en Medicina Tradicional China (MTC). “La idea es raspar la piel para vigorizar el flujo sanguíneo, liberar toxinas del calor, estimular el drenaje linfático, activar varios puntos del cuerpo y estimular una respuesta inmune, trayendo células útiles al área”.

Gua Sha es un masaje y un tratamiento facial en uno que te dejará radiante y relajada. Al igual que los rodillos de jade, las piedras Gua Sha se han utilizado en la medicina tradicional china durante siglos, y una vez que pruebes una, comprenderás de inmediato por qué se han convertido en productos básicos para el cuidado personal.

Gua Sha es una práctica de masaje facial centenaria que consiste en frotar ligeramente una herramienta plana y redondeada, hecha de jade o cuarzo rosa u otra piedra curativa sobre la piel para promover el drenaje linfático, aliviar la tensión en los músculos de la cara y estimular circulación sanguínea. Los diferentes lados de la piedra se pueden usar en diferentes áreas de la cara, así como en el cuello y los hombros.

Beneficios del Gua Sha

  • Favorece el drenaje linfático: esto significa no más hinchazón. La práctica de Gua Sha estimula el sistema linfático para eliminar la retención de agua al liberar líquido y toxinas a través del sistema linfático, dejando la piel contorneada y luminosa.
  • Aumenta la circulación: en pocas palabras, más circulación es igual a más flujo sanguíneo y piel más radiante.
  • Alivia la tensión: la herramienta facial masajea suavemente los músculos de la mandíbula, las mejillas y la frente que a menudo se pasan por alto, y también se puede usar en otras partes del cuerpo.

Cómo hacerte un masaje facial Gua Sha

Este video tutorial muestra cómo hacerte el masaje con Gua Sha.
  1. Prepara la piel: primero, aplica tu aceite o bálsamo facial favorito en la piel limpia, así como en el cuello y los hombros.
  2. Cuello y hombros: desliza suavemente la piedra hacia arriba y hacia abajo utilizando el lado curvo de la piedra Gua Sha. Luego, empezando abajo, arrastra la piedra por la parte superior de los hombros. Por lo general, puedes usar un poco más de presión aquí, ya que el cuello y los hombros tienden a soportar mucha tensión. Sin embargo, cuando te muevas hacia la parte delantera del cuello, usa trazos más ligeros.
  3. Línea de la mandíbula: Usando el lado curvo nuevamente, mueve la piedra con movimientos lentos, masajeando desde el mentón hasta la oreja.
  4. Mejillas: Gira la piedra hacia el lado plano y desliza con movimientos hacia afuera por la mejilla, sosteniéndola en ángulo para maximizar el área de la superficie. Luego, gira hacia el extremo curvo para moverlo sobre los pómulos.
  5. Debajo de los ojos: desliza muy suavemente la piedra por debajo de los ojos, hacia las sienes.
  6. Frente: desliza el extremo plano de la piedra desde la frente hasta la línea del cabello. Haz el área del tercer ojo al final, comenzando justo debajo de la línea de la ceja y subiendo hasta la línea del cabello.
  7. Finalmente hidrátate: ¡Bebe un vaso de agua y disfruta de tu nuevo brillo!
Las flechas indican la dirección para frotar la piedra.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema