Los riesgos de ir a ponerse extensiones de pestañas y que salga mal

Las extensiones de pestañas son la nueva tendencia que se apodera de los salones de belleza. Esa técnica permite que las pestañas se vean con mayor volumen, gracias a la aplicación de vellos artificiales en forma de "pelo a pelo" o "punto por punto". Sin embargo, estas representan un gran riesgo para la zona y te invitamos a conocer cuáles son

Pestañas

Evita los riesgos de las extensiones de pestañas causados por su uso excesivo. Crédito: dimid_86 | Shutterstock

En la actualidad muchas chicas quieren lucir siempre arregladas, sin necesidad de hacer mucho esfuerzo para lograrlo. Para ello, una de las tendencias que más piden en el salón de bellezas es la aplicación de extensiones de pestañas, las cuales se tratan de vellos artificiales en forma de “pelo a pelo” o “punto por punto” que ayudan a mejorar el volumen de la zona. Sin embargo, muchas chicas han presentado problemas con el uso de esta tendencia que ocasiona graves consecuencias como irritaciones, alergias y más. Conoce cuáles son los riesgos de usar extensiones de pestañas y qué puede salir mal.

Pestañas
Las extensiones de pestañas vienen en forma de “pelo a pelo” y “punto por punto”. Crédito: vitals | Shutterstock

Riesgos de usar pestañas permanentes

1.- Irritación en los párpados

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

El pegamento con el que se adhieren las pestañas a la piel, suelen contener diversos químicos que pueden causar irritaciones en la piel e incluso, favorecer la proliferación de bacterias y aumentar la producción de sebo. De hecho, las irritaciones no solo se presentan en la piel del párpado, sino que también pueden afectar a los ojos directamente con cuadros presentados como conjutivitis y ojos rojos.

2.- Alergia

En ocasiones, la piel rechaza la aplicación de las extensiones de pestañas y ocasiona alergias en la zona. Del mismo modo, los componentes del pegamento al entrar en contacto con la dermis pueden provocar enrojecimientos, inflamaciones, edemas e intenso picor. Sobretodo cuando se hace un uso excesivo del producto o se aplica directamente sobre la piel del párpado.

3.- Piojos en las pestañas

Cuando no se higieniza la zona antes de aplicar las pestañas y se usan herramientas que no fueron desinfectadas, la zona no solo puede infectarse con rapidez sino que también pueden presentarse piojos de pestañas. Estos son pequeños organismos, también conocidos como “Demodex”, los cuales se alimentan del sebo en los folículos y son muy contagiosos. Incluso, si no se mantiene una buena limpieza en esta zona cada semana, también podrían aparecer con síntomas como picazón y enrojecimiento.

4.- Pérdida de los vellos

Cuando utilizamos pestañas postizas, estas suelen causar un mayor peso sobre nuestros vellos naturales, por lo que además de promover su debilitamiento también provocan que estas se caigan. Mientras más vellos artificiales se apliquen mayor será el peso que soporte la zona, es decir, la cantidad deriva en presión sobre el folículo piloso. Irónicamente, aunque busques aumentar el volumen de las pestañas, cuando retires el material notarás reducción y adelgazamiento de los vellos naturales.

5.- Círculo vicioso

Según los expertos, uno de los mayores problemas de las pestañas no es su aplicación, sino su constante uso. Las extensiones de pestañas nos ayudan a lucir siempre arregladas, pero esto puede ocasionar que al empezar a caerse queramos volverlas a colocar. Repetir esta situación se convierte en un círculo vicioso para las chicas y a su vez esto puedo aumentar el riesgo de infecciones. Se recomienda permitir que la zona descanse del contacto directo con estos productos químicos y vellos artificiales.

Pestañas
No apliques extensiones de pestañas de forma seguida para no perjudicar tus vellos naturales.  Crédito: Olesia Bech | Shutterstock

En la mayoría de las ocasiones, todos estos riesgos pueden presentarse cuando asistimos a estéticas que no mantienen una buena higiene y tampoco cuentan con profesionales. Por ello, la primera recomendación es asistir con especialistas que trabajen con buenos productos. Además, es muy importante que permitas que tus pestañas descansen luego de usarlas. En caso de notar una reacción alérgica luego de aplicarlas, asiste con el profesional para retirarlas inmediatamente.

Otros temas que pueden interesarte:

Más sobre este tema