8 errores que cometes a la hora de lavar la ropa que pueden dañarla

Aunque la lavadora suele ser la forma más fácil y rápida de lavar la ropa, existen algunos errores muy comunes que pueden dañarla. Aprende a proteger tu ropa durante el proceso de lavado para evitar que esta se enrede, se manche o debilite. Te revelamos cuáles son los 8 errores que quizá cometas a la hora de lavar tu ropa y que pueden dañarla

Ropa

Evita los errores a la hora de lavar tu ropa y hazlo de la forma correcta para no dañarla. Crédito: VGstockStudio | Shutterstock

Normalmente cuando agregamos nuestra ropa a la lavadora, cometemos muchos errores que pueden estar complicando el proceso de lavado. Aunque esta sea la forma más fácil de eliminar la suciedad, existen muchos pasos que solemos saltarnos. Quizá en alguna oportunidad sentiste algún olor extraño o notaste manchas blancas en tus prendas. Te explicaremos cuáles pueden ser las razones y conocerás los 8 errores que puedes estar cometiendo al momento de lavar tu ropa. ¡Evita los daños!

Ropa
Cuida tu ropa durante el lavado para mantenerla como nueva. Crédito: Dragon Images | Shutterstock

Errores que cometes a la hora de lavar la ropa

1.- No abrochar las cremalleras

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Si sueles agregar tu ropa a la lavadora con la cremallera abierta, probablemente ya hayas descubierto que se trata de un problema. Las prendas como pantalones, sueters, chaquetas, vestidos o aquellas que posean cremalleras, deben estar cerradas ya que estas podrían dañar otras prendas. Incluso pueden enredarse consigo mismas y arruinarse.

De igual forma, se recomienda abrochar los botones de las camisas para evitar que se desgaste o se afloje el hilo durante el lavado. Cuida tu ropa sobretodo cuando incluyes diferentes tipos de tela en un solo lavado.

2.- No clasificar la ropa según su tejido

Aunque desde muy pequeños nos enseñaron a dividir la ropa por colores, en muy pocas oportunidades nos hablaron de cómo hacerlo con los diferentes tipos de tejidos. Este paso es muy importante, ya que existen muchos tipos de telas que deben separarse como los tejidos fuertes o gruesos, que son los contrarios de las telas de encaje o seda. Incluso, hay que evitar la ropa que tiene mucha piedrería con estas últimas. Si divides tu ropa por colores y tejidos, lograrás que se mantenga como nueva por más tiempo.

3.- No limpiar la lavadora

Aunque te parezca irónico lavar el sitio donde lavas tu ropa, la verdad es que este paso es muy necesario para cuidarla. La acumulación de suciedad o pelusas, puede generar manchas en la ropa y provocar malos olores en ella. Limpia tu lavadora al iniciar y finalizar tu proceso de lavado, asegurándote de eliminar todas las partículas o pelusas que pudieran quedar en ella.

4.- No tratar las manchas en la ropa antes de meterla a la lavadora

Quizá por tratar de hacer las cosas más fáciles, pensemos que la lavadora se puede encargar de cualquier mancha. La realidad es que podría perjudicarla o fijarla, por lo que, se recomienda tratarlas antes de este proceso. Dependiendo de la mancha, podemos recomendarte algunos trucos caseros que te ayudarán a combatirlas: si se trata de una mancha de maquillaje puedes usar bicarbonato; las manchas de grasa puedes tratarlas con talco en polvo; y las manchas de desodorante limón o medias de nylon.

5.- Incluir mucha ropa en la lavadora

Cuando se agrega una gran cantidad de ropa en la lavadora, el tambor tiende a sobrecargarse. Esto provoca que no exista el suficiente espacio para que la espuma y el agua penetren en cada prenda, lo que puede ocasionar que la ropa quede mal lavada, con olores no deseados y más mojada en algunos lugares que en otros.

6.- No leer las etiquetas

Normalmente las etiquetas de la ropa, suelen traer las indicaciones adecuadas para el lavado. En ellas se explica la temperatura del agua adecuada, pues no todas deben lavarse con agua fría o caliente. Además, indican si es necesario acudir a una tintorería. Esto se observa mayormente en prendas de cuero o seda, las cuales poseen cuidados especiales.

7.- Utilizar mucho detergente

Los detergentes traen consigo un dosificador y suelen indicar cuáles son las cantidades que se necesitará según el tamaño o el peso del tambor. En ocasiones, las personas piensan que agregando más detergentes lograrán tratar todas las manchas o limpiarán una gran cantidad de ropa, pero la realidad es que además de gastar mucho producto, también pueden ocasionar manchas blancas en las prendas. Límitate a utilizar la cantidad adecuada para cuidar tu ropa.

8.- Utilizar siempre lavado rápido

Aunque parezca la mejor opción para ahorrar tiempo, no puedes recurrir a ella constantemente. El lavado rápido no funciona cuando tienes prendas manchadas, ni cuando incluyes una gran cantidad de ropa, por lo que solo obtendrás prendas mal lavadas. La mejor forma de usarla es con pocas prendas que no estén tan sucias.

Ropa
Usa la lavadora de la forma correcta para limpiar tu ropa.  Crédito: Andrey_Popov | Shutterstock

Sigue estos consejos para limpiar tu ropa de la forma adecuada y evitar los daños, fijar las manchas o que el tejido se debilite. De esta forma, mantendrás tu ropa con un buen aspecto por mayor tiempo.

Otros temas que pueden interesarte:

Más sobre este tema