Talones y pies secos: 4 formas de tratarlos con remedios caseros

Si sufres de pies y talones secos, tener una rutina correcta para cuidarlos es esencial, eso puede incluir agregar ingredientes naturales para eliminar la piel áspera. Conoce algunos

remedios caseros para talones secos

Los remedios caseros pueden ayudar a aliviar la resequedad en los talones y pies.  Crédito: Shutterstock

La piel seca es frustrante e incómoda, pero cuando está en los pies, también puede ser un poco desagradable e incluso llega a avergonzar.

La conductora Francisca Lachapel confesó tener un problema en los talones y a pesar de usar cremas, no ha podido encontrar un remedio para sus pies, que la ha llevado a usar zapatos cerrados.

Por qué es importante el cuidado de los pies

Nuestros pies son una parte a menudo descuidada de nuestras rutinas de cuidado de la piel. Pero según el dermatólogo certificado por la junta, el Dr. Brendan Camp de Medical Dermatology & Cosmetic Surgery en Nueva York, es importante cuidar los pies por algo más que razones estéticas.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

El Dr. Camp explica: “Los pies son probables a las infecciones por virus (verrugas), hongos (infecciones de las uñas y pie de atleta) y bacterias (infecciones en los dedos de los pies). Cuando los pies se ven afectados por erupciones como el eczema y la psoriasis, pueden volverse incómodos para caminar”.

Remedios caseros para combatir la resequedad en talones y pies

Estas son algunas de las formas efectivas en que puedes hacer que tus pies estén saludables y deshacerte de la sequedad de forma natural.

1- Necesitas una exfoliación natural

El problema de la piel seca ocurre principalmente si no se exfolia bien la piel. No hay excepción para los pies. Por lo tanto, la exfoliación siempre es necesaria. Sumerge tus pies en agua tibia durante 5-8 minutos. Ahora tome una esponja para limpiar todas las células muertas de tus pies.

Después de eso, sécate los pies con una toalla y masajéalos con aceite de almendras natural. Cubre con calcetines durante al menos una hora.

Si eres un usuario empedernido de las piedras pómez, Marcella Correa, una pedicurista médica profesional, dice que tal vez debas reconsiderarlo. “Dado que las piedras pómez se usan en la ducha, están llenas de pequeñas grietas y rara vez se secan después de usarlas, brindan un excelente hogar para la colonización bacteriana que puede provocar infecciones o ciertas enfermedades de la piel”, advierte.

En cambio, opta por un raspador de pies para quitar la piel seca y apelmazada en la ducha una vez a la semana. Una cosa a tener en cuenta: la piel de las plantas de los pies es naturalmente más gruesa que otras partes de nuestro cuerpo; el Dr. Camp dice que esto es para proteger nuestros pies de la fricción a la que están expuestos día tras día. Por lo tanto, ten cuidado con la exfoliación excesiva, ya que puede hacer que las plantas de los pies se vuelvan más ásperas y duelan.

2- Usa plátano en tus pies

Los plátanos son increíbles para curar los problemas de la piel, incluso cuando se trata de la piel áspera y dura presente en los pies. Es un humectante natural, mejor que los productos del mercado. Contiene vitaminas importantes para la piel como la vitamina A, C y complejo B.

Para usar plátano en los pies, tritura un plátano con una cucharada de miel. Aplica esta pasta espesa en tus pies y enjuaga después de 20 minutos. Haz esto dos veces al día durante tres días y ve el increíble resultado.

3- Jugo de limón y aceite de coco

Después de remojar los pies en agua tibia durante al menos 15 minutos, sécalos con una toalla. Ahora mezcla una cucharada de jugo de limón y una cucharadita de aceite de coco o vaselina. Masajea bien la mezcla y déjala así durante una hora. Enjuaga con agua tibia y disfruta de pies tersos.

4- Usa aloe vera

El aloe vera es un ingrediente multiusos para la piel. También es genial para curar los pies secos. Está enriquecido con vitamina A, E y C, y antioxidantes. Lo único que tienes que hacer es aplicar gel de aloe vera justo después de lavarte los pies. Sigue haciéndolo regularmente y verás el resultado positivo en tan solo unos días.

Si estás cansada de los pies secos y los talones agrietados, debes probar estos remedios naturales en casa.

Más sobre este tema