Aceite para la piel del rostro: cuándo aplicarlo en tu rutina de belleza

Los aceites faciales tienen muchos beneficios para la piel, y si tienes dudas sobre sus ventajas y aplicación, mira en qué orden se aplica un aceite para el rostro

oren para aplicar aciet facial rutina cuidado piel

El orden correcto de la aplicación de productos en la piel garantiza su eficacia.  Crédito: Mathilde Langevin | Unsplash

Las preguntas sobre el orden de aplicación de productos en una rutina del cuidado de la piel pueden ser interminables, pero para ser justos, es por una buena razón. Seguir las mejores prácticas garantiza que tus productos funcionen de la manera más eficaz posible. Para ayudarte a descubrir exactamente cómo incorporar el aceite facial en tu régimen, sigue leyendo.

Los aceites faciales pueden ser el secreto para abordar muchas de las preocupaciones de tu piel gracias a su naturaleza absorbente natural. Para ser técnicos, eso se debe a que los aceites faciales tienen un peso molecular más bajo que la mayoría de las cremas, lo cual es parte de lo que los separa de sus contrapartes humectantes.

“No contienen agua ni humectantes”, dice la esteticista autorizada y creadora de contenido Dana Murray. “Los aceites faciales son altamente compatibles con la piel, ya que la capa más externa de la piel también es a base de aceite. Ayudan a prevenir la pérdida de agua y ayudan a retener la humedad en la piel, proporcionan ácidos grasos y vitaminas y apoyan la función de barrera de la piel”.

Qué son los aceites faciales

Al igual que una loción facial normal, el aceite facial funciona como un tipo de humectante. La consistencia puede parecer más similar al suero que a la de una crema, pero los aceites están más estrechamente relacionados con una loción, ya que están destinados a hidratar y sellar la humedad en la parte superior de la piel.

Según la Dra. Marisa Garshick, dermatóloga certificada por la junta en MCSD Dermatology, aquellos que son especialmente propensos a la piel seca pueden optar por los aceites faciales.

Sin embargo, los aceites faciales no son para todos. “Para algunas personas, los aceites son excelentes, retienen esa humedad”, dice Renée Moran, propietaria de Dr. Renée Moran Medical Aesthetics y fundadora de RM Skincare. “Para otros, pueden ser irritantes o causar brotes. Realmente se trata de averiguar qué es lo mejor para tu piel”.

aceites faciales beneficios piel
Incluso las pieles grasas pueden usar aceites faciales.  Crédito: Content Pixie | Unsplash

Dicho esto, existen muchas formulaciones de aceites que en realidad son beneficiosas para la piel grasa y con acné, por lo que, en última instancia, se reduce a preferencias personales.

Si tienes la piel grasa o estás lidiando con brotes: los aceites pueden ayudar a equilibrar la producción de sebo de tu propia piel, y también hay muchas fórmulas de aceites faciales con beneficios para combatir el acné. Aún así, es importante encontrar la fórmula correcta.

“Las personas con piel grasa y propensa al acné tienden a tener niveles naturalmente más altos de ácido oleico y niveles más bajos de ácido linoleico en la piel”, explica Murray. “Entonces, seleccionar un aceite facial con bajo contenido de ácido oleico y alto contenido de ácido linoleico es ideal. El aceite de semilla de cáñamo, la rosa mosqueta o la onagra son excelentes opciones.”

Cuándo se aplica el aceite facial en una rutina de cuidado de la piel

La forma más sencilla de recordar el orden en el que aplicar los productos para el cuidado de la piel es muy similar a cómo te vestirías para un frío día de invierno: comienza con la prenda más delgada (piensa: una camiseta) y concluye con la más gruesa (una abrigo). “Cuando tienes algo espeso, algo muy viscoso o como una crema, recuerda ponértelo al final”, dice Moran.

Garshick hace eco de esto y agrega que cuanto más delgado es el producto, más fácil es absorberlo. Entonces, en lo que respecta a los productos de belleza en cuestión, eso significaría aplicar el suero antes del aceite facial.

Si tienes la piel muy seca y usas una crema facial y un aceite, igual te aplicarás el aceite al final. “Los aceites en realidad se consideran más espesos y deben aplicarse como último paso”, dice Garshick, aclarando que el orden correcto es el siguiente: limpiador, tónico (si estás usando uno), suero, crema humectante, aceite facial. Y luego hay una regla más importante para recordar: “Si es tu rutina matutina, lo último que debes usar en la cara es tu SPF”, dice Moran.

En esta nota

cuidados para el cutis de la cara

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema