La modelo Linda Evangelista revela que quedó “desfigurada” a causa de una cirugía estética

La modelo canadiense Linda Evangelista se abrió a sus fans para revelarles por qué ha desaparecido del medio y confesar que un mal procedimiento la dejó irreconocible, además de otras secuelas

linda evangelista desfigurada tras cirugia

Linda Evangelista durante un evento de 2015. Crédito: Getty Images

La modelo Linda Evangelista acaba de confesar a través de su cuenta de Instagram que se ha mantenido alejada de la vida pública durante bastante tiempo para ocultar las secuelas de un procedimiento estético en principio no invasivo que salió mucho peor de lo que podría haber imaginado.

“Hoy he dado un gran paso para corregir un mal que he sufrido y que me he guardado durante más de cinco años. A mis seguidores que se han preguntado por qué no he estado trabajando mientras las carreras de mis compañeras han seguido prosperando, la razón es que fui brutalmente desfigurada por el procedimiento CoolSculpting de Zeltiq, que hizo lo contrario de lo que prometía”, ha explicado en un largo comunicado.

Este tratamiento se utiliza, en principio, para eliminar la grasa localizada sin necesidad de pasar por quirófano usando una tecnología de enfriamiento conocida como criolipólisis. Sin embargo, la estrella de las pasarelas de 56 años, sostiene que en su caso tuvo justo el efecto contrario: sus células grasas aumentaron, no disminuyeron, dejándola “permanentemente deformada” incluso después de someterme a dos intervenciones correctivas que ella define como dolorosas e infructuosas.

Linda también desarrolló hiperplasia adiposa paradójica (HAP), un “efecto secundario muy raro, pero grave” del proceso de congelación de la grasa sobre el que afirma que nadie la informó. Ahora ella ha querido compartir el calvario que ha vivido para salir al paso de los titulares que ha leído últimamente acerca de su persona, que se hacen eco de su cambio físico, y anunciar que ha emprendido acciones legales contra la compañía Zeltiq, que comercializa y licencia los dispositivos utilizados para los procedimientos de criolipólisis.

“Me ha dejado, como han descrito los medios de comunicación, ‘irreconocible'”, ha lamentado. “La HAP no solo ha destruido mi medio de vida, sino que me ha sumido en un ciclo de profunda depresión y tristeza, y de odio a mí misma. En el proceso, me he convertido en un reclusa. Con esta demanda, estoy avanzando para librarme de mi vergüenza y hacer pública mi historia.

*Con información de Bang Showbiz

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema