7 beneficios del aceite de jojoba para transformar tu rutina de belleza

El aceite de jojoba es un ingrediente multitarea que puede transformar totalmente tu rutina de belleza, dejándote con una tez radiante. Descubre cuáles son sus beneficios en la piel

beneficios del aceite de jojoba en la piel

Usar aceite de jojoba tiene varias ventajas en la piel.  Crédito: Freepik

Otro día, otro aceite que puedes incorporar a tu rutina de belleza. Pero hay un aceite natural que destaca sobre el resto: el aceite de jojoba. Aunque este ingrediente estrella del cuidado de la piel parece estar en todas partes en estos días, el mundo de la belleza ha confiado en él desde los años 70.

Desde el cuidado del cabello hasta los productos para el cuidado de la piel e incluso el cuidado de las uñas, hay una variedad de razones para agregar aceite de jojoba a tu rutina. Sigue leyendo para averiguar si el aceite de jojoba es bueno para ti.

¿Qué es el aceite de jojoba?

El aceite de jojoba proviene de la planta de jojoba, un arbusto silvestre nativo del sur de California y Arizona. El aceite se deriva de la nuez de jojoba, sin embargo, en realidad no es un aceite. “El aceite de jojoba es técnicamente un éster de cera, en lugar de un triglicérido, como lo son la mayoría de los aceites”, dice Hadley King, dermatólogo con sede en Nueva York.

Por este motivo, la consistencia del aceite de jojoba es más ligera y menos grasosa que la de otros aceites. No es comedogénico, lo que significa que no obstruye los poros, y es rico en cobre, zinc y vitaminas B y E. También imita el propio sebo de la piel, lo que la convierte en un humectante eficaz.

Los beneficios del aceite de jojoba en la piel

Desde mantener la producción de aceite bajo control hasta minimizar las arrugas, hay una variedad de razones para introducir el aceite de jojoba a tu rutina.

1- Ayuda a controlar la producción de sebo

El aceite de jojoba es biomimético, lo que significa que actúa y funciona como el propio sebo de nuestra piel, y esto lo convierte en un humectante eficaz que puede ayudar a controlar la cantidad de aceite que produce tu propio cuerpo. Cuando entra en contacto con la piel, envía un mensaje a sus glándulas sebáceas.

“Esto conduce a una disminución de la producción de aceite”, dice el Dr. King. Un error común con respecto a la piel grasa es que debe “secar” la superficie. Al despojar tu cutis de los aceites naturales de la piel, simplemente estás acelerando tus glándulas y creando un ciclo interminable. En lugar de privar de humedad a la piel grasa, debes continuar humectando, lo que puede ayudar a restablecer el equilibrio en la superficie de la piel.

2- Es ideal para pieles propensas al eccema

El aceite de jojoba calma la inflamación de la piel, lo que lo convierte en un calmante para quienes sufren de eccema. “Hidrata y ayuda a la piel a retener la humedad y curarse a sí misma”, dice King. Esto es especialmente cierto para las personas que sufren de eccema asteatósico, que son más propensas a la sequedad y son menos capaces de retener la humedad.

El aceite de jojoba restaura la barrera cutánea y penetra profundamente debajo de la superficie para proporcionar una hidratación intensa. “La aplicación de aceite de jojoba ayudará a reducir la inflamación, aliviará los síntomas de la sequedad, reducirá la picazón y ayudará a acelerar el proceso de curación”, dice Josie Holmes, esteticista de SKINNEY Medspa en Nueva York.

3- Es hidratante (sin ser graso)

El aceite de jojoba es un humectante, lo que significa que ayuda a la piel a retener la humedad. Bloquea la hidratación y actúa como barrera para la piel. “El aceite de jojoba se absorbe profundamente en la piel, por lo que no se siente tan grasoso como un aceite que se asienta en la parte superior de la piel”, dice el Dr. King. Si bien es ideal para las personas con piel seca, también hace maravillas en una variedad de tipos de piel gracias a sus propiedades hipoalergénicas.

beneficios del aceite de jojoba en la piel
El aceite de jojoba es un ingrediente hidratante.  Crédito: Freepik

4- Puede ayudar con el acné

Las bacterias y el exceso de aceite son los dos principales culpables que contribuyen al acné, y las propiedades del aceite de jojoba pueden abordar ambos. Para empezar, es un antimicrobiano, por lo que mata las bacterias que pueden provocar brotes graves. También controla la propia producción de sebo de tu piel. Al restaurar el equilibrio de la piel, detiene el exceso de producción de grasa antes de que comience. Finalmente, es antiinflamatorio. Esto lo convierte en un tratamiento local calmante que puede ayudar a reducir el tamaño de una espinilla.

5- Puede ayudar a reducir las líneas de expresión

Si deseas reducir la apariencia de líneas finas, no busques más. “Las propiedades antioxidantes permiten que el aceite de jojoba ayude a combatir el daño de los radicales libres, lo que a su vez ayudará a prevenir la descomposición del colágeno”, dice King. Dado que muchas líneas finas son causadas por el daño de los radicales libres, el aceite de jojoba puede detener estos factores de estrés oxidativo en seco.

6- Es antibacteriano y antioxidante

“El aceite de jojoba es rico en vitamina E, que es una fuente inagotable de antioxidantes”, dice Holmes. “Los antioxidantes ayudan a prevenir el daño a la piel causado por los radicales libres y las toxinas”. Los radicales libres son compuestos de oxígeno inestables que roban electrones a las células sanas. Al proteger tu piel de los radicales libres, mantiene a raya los signos de envejecimiento prematuro causados ​​por la contaminación y los rayos UV y previene la descomposición del colágeno.

7- Incluso puede ayudar a aliviar las quemaduras solares

El aceite de jojoba se encuentra en una variedad de protectores solares y también es una opción natural y eficaz para aliviar una quemadura solar grave. Dado que el aceite de jojoba es un antiinflamatorio, puede ayudar a calmar la hinchazón debido a las quemaduras solares, todo mientras retiene la humedad y crea una barrera protectora en la superficie de la piel. Estas propiedades mejoran la cicatrización de heridas, lo que también podría acelerar el tiempo de recuperación. “El producto rico en vitamina E ayuda a restaurar la humedad de la piel mientras acelera la cicatrización”, dice Holmes.

Cómo usar el aceite de jojoba

Ahora que hemos desglosado los beneficios del aceite de jojoba, puedes comenzar a incorporarlo en tu rutina de cuidado de la piel. Dado que es un aceite portador, puedes aplicarlo directamente sobre la piel, dice el Dr. King.

Aplica tres gotas de aceite de jojoba en tu cutis limpio y frótalo para obtener una humedad que dure todo el día. También puedes mezclar una o dos gotas con tu humectante para una mayor hidratación.

El aceite de jojoba es un ingrediente multitarea que puede transformar totalmente tu rutina de belleza, dejándote con una tez radiante.

En esta nota

cuidados para el cutis de la cara

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema