Paso a paso: cómo lavar cabello con caspa

¿Existe una forma específica de lavar el pelo con caspa? La respuesta es sí y estamos aquí para decirte exactamente cómo hacerlo y así deshacerte de tu afección

lavar cabello con caspa

Descubre cómo lavar tu pelo si tienes caspa. Crédito: Freepik

¿Tiene caspa o tu cuero cabelludo se descama? Si sufres de un cuero cabelludo seco y con picazón, debes saber que le sucede a millones de otras personas.

Para deshacerte de este problema, simplemente debes elegir un shampoo anticaspa. Con esto en mente, tal vez te preguntes cómo debes lavar tu cabello si tienes caspa o si debes lavarlo todos los días. La caspa conlleva tantos conceptos erróneos que muchos se confunden al momento de tratarla.

¿Con qué frecuencia debes usar un shampoo anticaspa?

El mejor resultado vendrá con un producto elaborado específicamente con ingredientes para controlar la caspa. Puedes usar un shampoo probado como Head and Shoulders hasta que los signos ya no se noten. Después de eso, está bien usar el champú dos o una vez al mes.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Durante este tiempo, puede ser una buena idea renunciar al uso de aceites para el cabello, ya que pueden complicar las cosas. El aceite adicional nutre el hongo que está invadiendo tu cabello y cuero cabelludo. Lavarse el cabello, por otro lado, ayuda a prevenir la propagación del hongo.

Cuando te lavas el cabello con regularidad, puedes eliminar gran parte de la piel muerta que acumula el cuero cabelludo. De lo contrario, esas células de la piel se convierten en grupos de pequeñas escamas que se sabe que son caspa. Por cierto, deshacerse de esas células también permite que tu cabello crezca.

Cómo lavar cabello con caspa

Para tener un cabello hermoso y mantenerlo saludable, debes lavarlo adecuadamente. Aquí tienes una guía paso a paso sobre cómo lavar tu cabello de la manera correcta.

como lavar el pelo con caspa
Lava tu cabello con caspa de la forma correcta.  Crédito: Freepik

1- Enjuague inicial

Una vez en la ducha, asegúrate de ajustar la temperatura del agua para que no esté demasiado caliente ni demasiado fría.

Debe estar lo suficientemente tibia para comenzar a derretir la grasa y el aceite que se adhiere al cabello, pero no demasiado caliente para que queme o irrite la piel.

2- Usa la cantidad correcta de shampoo

Coloca una pequeña cantidad en tu mano (alrededor de una cucharada debería estar bien) y aplica el champú en el cuero cabelludo.

De esa manera, eliminarás la grasa y el aceite donde esté más concentrado. A partir de ahí, masajea la espuma por las fibras capilares.

La parte exterior de cada cabello está cubierta de escamas de cutícula, como escamas en un pez, así que lava desde las raíces hasta las puntas en la misma dirección que la cutícula, para evitar dañar el cabello.

Los expertos de Head and Shoulders recomiendan no hacer movimientos circulares y no amontonar el shampoo sobre la cabeza para formar espuma, ya que puede crear nudos.

3- Enjuagar

Enjuaga tu cabello desde la raíz hasta las puntas, dejando que el agua corra por el cabello. Si tienes el cabello muy sucio o graso, se recomienda repetir estos pasos.

4- Usa acondicionador

Mientras que el champú limpia, un acondicionador actúa como un humectante importante para tu cabello. Exprime el exceso de humedad de tu cabello y esparce una pequeña cantidad de acondicionador en tus palmas.

Concéntrate en esparcir el acondicionador en el cuero cabelludo y a lo largo del tallo del cabello. Aplica el producto durante unos 30 segundos y luego enjuaga tu cabello.

5- Recuerda enjuagar con agua fría

Claro, comenzamos con agua tibia, pero debes terminar tu ducha con agua fría. Mantener esto en práctica ayuda a cerrar las cutículas que se expandieron anteriormente con el agua tibia, al tiempo que sella la humedad.

En esta nota

shampoo anticaspa

Más sobre este tema