Por qué es importante la vitamina D para mantener una piel sana e hidratada

Adquiere vitamina D por el sol | Crédito Pexels

Adquiere vitamina D por el sol | Crédito Pexels

Sabemos que ahora atravesamos tiempos muy difíciles donde la nueva normalidad se nos impone de una manera distinta a cada uno de nosotras, pero lo cierto es que muchas sentimos un desgano inmenso conforme pasan los días y ello se debe en gran medida a que adolecemos de vitamina D y que se obtiene de dos vías, una comiendo pescado y la otra mediante la exposición directa al sol. Pero como ahora es muy difícil hacerlo por las medidas de seguridad sanitaria, lo mejor que podemos hacer es tratar de darnos baños de sol la mayor cantidad de veces posibles cuando tengamos oportunidad de salir a la calle u otro escenario. Te contamos.

Recientemente los médicos argentinos el ginecólogo David Fusaro y la densitometrista Beatriz Oliveri hablaron con nosotras para revelarnos la importancia de esta vitamina en materia de belleza y salud. Resulta que la vitamina D es una hormona que ha tomado mucha relevancia desde que inició la pandemia por Covid-19 para mantener nuestro sistema inmune activo, nuestra musculatura sana y nuestros huesos fuertes, sin contar que por nuestra piel hace maravillas, al evitar que tengamos un aspecto amarillento o pálido.  De hecho los expertos afirman que tal y como nos decían nuestras abuelas, darse baños de sol nos hace personas más alegres y menos melancólicas. 

¿Porque su ausencia nos afecta mental y físicamente?

En recientes estudios hechos por el ministerio de salud de Francia, se demostró que los pacientes que menos se exponen al sol, son también los que más se vieron afectados al contagiarse de coronavirus. De modo que uno de los beneficios de tomar esta vitamina gratuitamente como declaran los expertos de Asofarma, es evitar la prevalencia de enfermedades infecciosas como tuberculosis, virales, cardiovasculares y autoinmunes; artritis reumatoide, esclerosis múltiple, algunos tipos de cáncer, diabetes, e incluso depresión. 

Sí como lo oyes no sólo existe un detrimento en tu salud física, sino que a nivel psicológico, la falta de sol acelera procesos de crisis como agudizar la tristeza, insomnio y dispersión; de modo que el sol no sólo alegra nuestros días sino que nos mantiene saludables, embellecidas y fuertes.

La evidencia acumulada al día de hoy demuestra que la suplementación con monodosis de vitamina D puede, tanto disminuir las infecciones asociadas con hospitalización como los días de internación en terapia intensiva, al corregir la deficiencia de vitamina D.

 

Esta hormona también tiene mucha relevancia en lo que refiere al sistema óseo, pues es determinante en el proceso de absorción de calcio en los huesos, por tanto, no contar con los niveles adecuados de ella puede derivar en la aparición de osteoporosis.”

explica el doctor David Fusaro, especialista en Ginecología y Obstetricia, Director Médico del Instituto Ginecológico Buenos Aires.

¿Cómo nos ayuda la vitamina D al mantenimiento de la piel?

La vitamina D es un aliado de nosotras a la hora de palear enfermedades dermatológicas, como el lupus eritematoso, la ictiosis, la dermatitis atópica, el acné, la alopecia y el cáncer cutáneo, por lo que es importante visitar un especialista para que mida tus niveles de vitamina D y te diga cuántas unidades requieres.

Según diversos expertos como los  de  la Academia Nacional de Medicina de México se necesitan 400 UI al día en el primer año de vida, 600 UI al día entre 1 y 70 años de edad, alcanzando las 800UI al día en mayores de 70 años. Sin embargo, la American Endocrine Society recomienda entre 400-1.000UI/día en el primer año de vida y entre 600-1.000UI/día por encima de esta edad.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema