Qué errores estás cometiendo en tu rutina de cuidado de la piel

En el intento de cuidar nuestra piel quizá estemos cometiendo algunas equivocaciones, mira cuáles son algunas de ellas

errores en rutina cuidado de la piel

Todas hemos cometido algún error en nuestra rutina de skincare. | Crédito: Freepik

Los dermatólogos lo han visto todo y entre los innumerables pacientes que ven de forma regular, hay algunos errores que encuentran repetidamente. Además de no usar suficiente protector solar y rascarte los granos (dos cosas que todos hemos hecho), puede haber algunos errores que ni siquiera sabes que estás cometiendo, como olvidar cuidar tu cuello o hacerte exámenes.

Sigue leyendo para conocer los errores más comunes en el cuidado de la piel.

1- Cambiar los productos con frecuencia

Por interesante que sea probar nuevos productos para el cuidado de la piel, hacerlo con demasiada frecuencia puede provocar más problemas de los que tenías al principio.

“Sé que puede ser frustrante tener brotes e imperfecciones, pero la tendencia es investigar nuevos productos y probar demasiados a la vez o cambiarlos antes de que los ingredientes activos tengan la oportunidad de tener un impacto en la piel”, dijo a Popsugar Corey L. Hartman, dermatólogo certificado. “La mayoría de los ingredientes necesitarán al menos de cuatro a seis semanas de uso constante antes de hacer cambios que sean notables, así que aguanta y dales la oportunidad de funcionar”.

Si después de seis semanas de usar un producto aún no notas una diferencia, debes consultar a tu dermatólogo para encontrar una mejor solución.

2- Olvidar aplicar protector solar en todas partes

Probablemente lo hayas escuchado un millón de veces antes, pero los dermatólogos no pueden enfatizar la importancia de usar protector solar a diario. Llueva o haga sol, durante todo el año, ya sea que te quedes en casa o no, debes usar al menos uno con SPF 30, incluso en lugares en los que quizás no creas.

Debes ponerte en los labios, detrás de las orejas y en el cuello. “Los labios son más susceptibles al daño solar porque carecen de melanocitos, por lo que no hay melanina. La piel también es mucho más delgada que la piel de la cara”, explica Marnie B. Nussbaum, embajadora de la marca Eos.

Muchas personas no piensan en el envejecimiento de sus labios o en que son susceptibles al cáncer de piel, pero es un riesgo que corres cuando no les aplicas protector solar.

3- Bañarte con agua caliente

Incluso tu baño diario puede causar más daño que bien a tu piel. El agua caliente en realidad elimina los aceites naturales de la piel y altera los lípidos y proteínas de la superficie, lo que hace que la piel se inflame fácilmente.

En cambio, los expertos recomiendan disminuir la duración de la ducha y hacerlo con agua tibia en lugar de caliente.

4- Olvidarse del cuello

Para muchas personas, su rutina de cuidado de la piel termina en la mandíbula y su rutina de cuidado corporal comienza en el pecho, dejando el cuello completamente olvidado. El cuello es una piel más fina y delicada que la del rostro y, por lo tanto, requiere un cuidado y atención. También tiene menos glándulas sebáceas y es más propenso a mostrar signos de envejecimiento, como flacidez, manchas y líneas finas.

Los mismos productos que usas en tu cara se pueden usar en el cuello, siempre que no sean demasiado irritantes.

como cuidar piel del cuello
La piel del cuello es muy delicada. | Crédito: Freepik

5- Exfoliar demasiado

Las personas a menudo no se exfolian en absoluto o lo hacen demasiado, pero hay un punto óptimo al que debes apuntar.

“La sobrexfoliación es una de las razones más comunes de acné en mis pacientes adultos”, dijo Dhaval Bhanusali, dermatólogo de Nueva York. “Muchos pacientes usan limpiadores exfoliantes, cepillos físicos y luego cremas con ácidos ligeros varias veces al día. Es demasiado”.

Solo debes exfoliarte una o dos veces por semana, a menos que tengas la piel muy grasa y un médico recomiende hacerlo más.

6- No usar productos hidratantes

La hidratación es imprescindible para una barrera de la piel saludable, por lo que no debes dejar de usarla a diario. Muchas personas con piel grasa o propensa al acné piensan que pueden usar menos estos productos, pero ese no es el caso.

Los mejores humectantes tienen una combinación de emolientes y humectantes. Busca específicamente ceramidas, glicerina, dimeticona, vaselina y ácido hialurónico, entre otros en la lista de ingredientes.

7- “Exprimir” las espinillas

Todos lo hemos hecho, pero los dermatólogos recomiendan que no revientes tus espinillas o granos. Apretar puede empujar las bacterias y el pus más profundamente en la piel, lo que puede resultar en un trauma en la piel como perforarla, enrojecimiento o hinchazón.

8- Omitir la limpieza por la noche

Si te vas a la cama sin lavarte la cara, especialmente si tienes maquillaje, prácticamente estás acumulando bacterias. La limpieza nocturna es más relevante ahora, pues salimos con cubrebocas puestos durante largos períodos de tiempo.

9- No hacerte chequeos con regularidad

Justo a la altura de usar protector solar a diario es hacerse exámenes regulares para detectar cáncer de piel. “Es muy importante que las personas comiencen a hacerse exámenes de detección anuales de cáncer de piel a los 20 años para ayudar a detectar el cáncer de piel”, dijo el dermatólogo Orit Markowitz. “La detección temprana es crucial para tratar el cáncer de piel antes de que se convierta en melanoma”.

Si eres propensa a tener lunares o tienes antecedentes familiares de cáncer de piel, el Dr. Markowitz recomienda hacer exámenes cada dos años.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema