Cómo cuidar las carteras de cuero para evitar que se dañen

Las carteras son uno de los accesorios más importantes para las mujeres, ya que en ellas suelen guardarse todas las cosas que necesitan a lo largo del día. Una de las presentaciones más buscadas son las carteras de cuero, debido a su gran resistencia. Conoce cómo debes cuidarlas adecuadamente para evitar que se dañen

carteras

Mejora el cuidado de tus carteras de cuero con los consejos adecuados.  Crédito: Viktoria Minkova | Shutterstock

Las carteras de cuero son muy buscadas por las mujeres debido a que cuentan con un material muy resistente, el cual suele estar acompañado por lindos modelos para usar en el día a día. Sin embargo, existen muchos factores que pueden perjudicar el aspecto de estos accesorios, iniciando por el mal cuidado de los mismos. Si quieres que tus carteras de cuero se mantengan como nuevas, en esta oportunidad te compartiremos cuáles son los mejores consejos de cuidado para evitar que se dañen o debiliten.

Carteras
Cuida tus bolsos de cuero para que logren mantenerse como nuevos.
Crédito: Maria Markevich | Shutterstock

Consejos para cuidar las carteras de cuero

1.- Guarda tus accesorios en bolsos o fundas

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

A pesar de ser muy resistente, el cuero es un material que puede dañarse con mucha facilidad con el constante roce, superficies irregulares y la humedad. Por ello, una de las principales formas de cuidar las carteras de cuero es al guardarlas en bolsos o fundas de algodón que sean más grandes y ayuden a cubrirlo por completo. Además, este paso también te ayudará a protegerla del polvo, los rayos solares que pueden debilitar el material y de las posibles manchas. Cada vez que termines de utilizar tu cartera, guárdala en tu closet dentro de una funda o bolso especial.

2.- Rellena su interior

Uno de los mayores errores que cometen las chicas al momento de guardar sus carteras es al doblarlas, lo cual promueve a que pierdan su forma y que el cuero empiece a marcarse. Uno de los mejores trucos para que sigan manteniéndose como nuevas es al rellenarlas en el interior, ya sea con paños o papel periódico, ya que esto permitirá que perdure su forma original, sin doblarse o arruinarse. Asimismo, resulta de suma importancia que revises el interior de tus carteras antes de guardarlas, para evitar hacerlo con objetos punzantes o que puedan ocasionar manchas, como maquillaje o bolígrafos.

3.- Retira las manchas y suciedad

La limpieza es uno de los factores claves para cuidar las carteras de cuero, lo cual se aconseja realizar con productos especiales para este tipo de material. Una de las formas más conocidas de limpiarlas es al humedecer un paño, aplicar shampoo de bebé y frotarlo con suavidad sobre la superficie del accesorio. Luego, retira con un segundo paño húmedo y otro seco. En caso de tener manchas de aceite o grasa, puede aplicar polvos de talco y dejarlos actuar por unas horas. Por otro lado, si tu cartera de cuero tiene manchas de tinta, te invitamos a conocer los consejos adecuados para retirarlas.

Manchas
Limpia las manchas de tinta sobre tus prendas de cuero adecuadamente para no dañarlas.
Crédito: Voyagerix | Shutterstock

4.- Utiliza cremas hidratantes

Una de las mejores formas de mantener el brillo del cuero es con ayuda de cremas especiales, las cuales se encargan de nutrir el material, evitan que se debilite y pueda perder su buen aspecto. Además, es un paso que puedes realizar cada 3 o 4 meses, dependiendo del uso que les des al accesorio. En este caso, la mejor recomendación es optar por productos específicos para este tipo de material, que no contengan alcohol ni aceites. Puedes utilizar este paso para complementar el proceso de limpieza.

5.- Evita cargarlo de mucho peso

Finalmente, una de las mejores formas de cuidar este tipo de accesorio es al no cargarlo con mucho peso. Algunas mujeres mantienen la costumbre de usar sus carteras para guardar productos de maquillajes, aparatos electrónicos, carpetas, monederos, paraguas, llaves, documentos, cremas, pastillas, comida y botellas de agua, lo cual puede aportarle un gran peso y debilitar sus asas. Esta es una de las principales razones por las que las carteras suelen romperse, por ello te aconsejamos reducir el número de cosas que incluyes en ellas.

Sigue leyendo:

Más sobre este tema