Cúrcuma: sus beneficios en la piel y cómo usarla en tu rutina de belleza

La cúrcuma puede disminuir las manchas en la piel, prevenir el enrojecimiento y disminuir la inflamación. Conoce más beneficios de este ingrediente que ha ganado mucha popularidad en los últimos años

curcuma para la biel

La cúrcuma tiene propiedades antioxidantes y antibacterianas.

Es probable que hayas consumido cúrcuma en smoothies, cafés con leche u otras recetas, pero ¿sabías que la cúrcuma es un ingrediente multitarea que tiene muchos beneficios para la piel? Desde iluminar tu cutis hasta eliminar las imperfecciones.

La especia de color amarillo ha ganado popularidad por muchas razones. Personas de todo el mundo han contado con la cúrcuma para todo, desde sus poderes curativos hasta sus usos cosméticos.

¿Listo para aprovechar los beneficios de la cúrcuma en tu rutina de cuidado de la piel? Sigue leyendo para saber cómo puedes incorporar la cúrcuma en tu rutina de belleza.

¿Cuáles son los beneficios de la cúrcuma?

La buena reputación de la cúrcuma se debe a la curcumina, un compuesto químico que tiene beneficios antiinflamatorios y antioxidantes. Si bien la comida y los tratamientos curativos de la India han incorporado la cúrcuma durante siglos, en los últimos años se incorporó al movimiento de belleza natural. Y la ciencia está demostrando que es más que una tendencia, llegó para quedarse.

Como antioxidante natural, la curcumina tiene la capacidad de disminuir el daño de los rayos UV. También es antibacteriano, lo que significa que puede ayudar a aclarar las manchas de acné. Algunos dermatólogos dicen que la cúrcuma puede prevenir el enrojecimiento y la irritación, la caída del cabello y las enfermedades cardiovasculares, todas las cuales tienden a ser provocadas por la inflamación.

“Los estudios han demostrado que la curcumina, que se encuentra en la cúrcuma, puede ayudar a que las heridas sanen más rápidamente al disminuir la inflamación y la oxidación”, explica la dermatóloga certificada por la junta De Anne Harris Collier.

Pero eso es solo el comienzo, Collier agrega que las cualidades antiinflamatorias y antimicrobianas de la cúrcuma pueden apuntar a los poros faciales y calmar la piel, ayudando a aclarar los brotes de acné. “En última instancia, esto también reduce las cicatrices del acné, así como crea colágeno, lo que permite que la piel envejecida parezca más firme y vibrante”. La dermatóloga dice que también se ha demostrado que la cúrcuma disminuye la hiperpigmentación.

beneficios de la curcuma en la piel
La cúrcuma puede encontrarse en productos para la piel como cremas hidratantes.  Crédito: Freepik

Cómo se puede utilizar la cúrcuma en el cuidado de la piel

La cúrcuma es uno de los ingredientes más populares en las recetas caseras para el cuidado de la piel. El Dr. Collier dice que hay varios ingredientes que pueden estar ya en tu hogar y que son agradables con la cúrcuma para un tratamiento de cuidado de la piel seguro.

“La cúrcuma combina bien con la miel, ya que la miel es un humectante natural. También combina bien con la leche o el yogur debido al ácido láctico, un exfoliante natural”, dice Collier. A ella personalmente le encantan las mascarillas fáciles de hacer que incluyen una cucharada de miel, una cucharadita de cúrcuma y unas gotas de agua de rosas. “Mezcle los ingredientes y haz en una pasta. Mantén la mascarilla puesta durante cinco a 10 minutos y luego enjuaga bien con agua tibia”.

Recuerda que la cúrcuma puede manchar temporalmente tu piel, así como la ropa y las almohadas, así que manipúlala con cuidado.

“Para quitar las manchas amarillas, usa aceite de oliva o de coco ligeramente tibio, ya que la cúrcuma es soluble en aceite”, explica. Pon una bola de algodón en el aceite de tu elección y frótalo suavemente sobre las áreas afectadas durante 30 segundos, seguido de un enjuague con agua.

“Otra forma de quitar las manchas amarillas es frotar un paño empapado en leche o un algodón sobre la piel con un movimiento circular para aclarar las manchas. Luego, enjuaga tu cara con un limpiador suave y agua”.

Otra forma de incorporar la cúrcuma es a través de diferentes productos.

“La cúrcuma se usa con mayor frecuencia en máscaras y sueros para reducir el acné, la inflamación y la hiperpigmentación”, dice Collier. Una recomendación es la Mascarilla Energizing Radiance Masque de Kiehl’s Turmeric & Cranberry Seed debido a la rapidez con la que hace que la piel luzca más radiante.

Por supuesto, hay muchos otros tipos de productos en los que aparece la cúrcuma. La Dra. Collier aprecia la fórmula de Kora Organics Turmeric Glow Moisturizer, una crema facial recargable que combina el extracto con regaliz para ayudar a combatir la decoloración.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema