Curtain bangs, el fleco que le va a todo tipo de rostro y pelo

Si estás pensando en hacerte un flequillo pero no estás convencida, el flequillo cortina o curtain bangs puede ser la mejor opción

curtaing bangs cómo se ve

Un fleco único. | Crédito: Unsplash

Quizá te ha pasado que cuando quieres cambiar de look, lo primero que piensas es en hacerte un flequillo. Es un cambio arriesgado pero no tanto como lo es un tinte o decoloración. Sin embargo, también existe la posibilidad de que el fleco no te guste y termine por decepcionarte.

¿Y si te dijera que existe un flequillo que nos va a todas, sin importar la forma del restro y tipo de pelo? Siendo un mujer con cabello ondulado y cara redonda, reconozco que nunca me había animado a tener fleco porque pensaba que ninguno iba conmigo, hasta que descubrí los curtain bangs.

Los flequillos cortina o curtain bangs, por si no los conoces, son esos flequillos desgreñados y sin esfuerzo que, como su nombre indica, enmarcan tu rostro a la perfección, al igual que lo hace una cortina con una ventana. El estilo tiene raíces en los años 60 y 70, pero la versión actual funciona con una variedad de estilos y texturas: ondas desordenadas, pelos rizados, cabelleras largas, coletas altas, lo que sea.

La última en lucir a la perfección este flequillo fue Anne Hathaway.

“Los flequillos de cortina son la puerta de entrada al flequillo, porque son súper versátiles”, dijo a Glamour Emily Heser, estilista de Cutler Salon en la ciudad de Nueva York. “Son lo suficientemente largos como para crecer o esconderlo si lo deseas, pero también se pueden cortar en un aspecto más corto”. El estilo se ha convertido en un favorito de las celebridades y las it-girls de Instagram.

El estilista de celebridades Alex Brown ha notado que los curtain bangs se han vuelto cada vez más populares en los últimos años, en gran parte debido a lo fáciles de manejar. “No asumen el compromiso de agregar un cambio a toda velocidad a tu cabello”, dice. “Son tan fáciles de hacer crecer”.

Pero lo mejor de todo es que dan la ilusión de pómulos más pronunciados, ya que llegan justo encima de las mejillas (aunque el largo depende de ti finalmente).

No importa el tipo de cabello, la longitud o la forma de tu cara, te aseguro que puedes esconder muy bien este flequillo cuando lo desees.

Se recomienda comenzar con un flequillo que roce los pómulos (pídele a tu estilista un fleco que puedas meter detrás de las orejas) para después quizá hacerte algo más corto.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema