Por qué el traje sastre color blanco es un símbolo de empoderamiento femenino y elegancia en la política estadounidense

Desde que mujeres destacadas en la política como Nancy Pelosi, Hilary Clinton y más recientemente Kamala Harris y Alexandria Ocasio-Cortez han escalado posiciones cruciales en la nación, un poderoso atuendo las ha acompañado en su trayectoria rumbo al prestigio: el traje sastre color blanco. Esta prenda sencilla pero emancipadora es una de sus claves del éxito a la hora de vestir. Te contamos.

blazer banco con adornos rocker | Crédito Piqsels

blazer banco con adornos rocker | Crédito Piqsels

Desde la aparición de las primeras sufragistas hasta ahora que existen lideresas de clase mundial como Mette Frederiksen, Angela Merkel o Kamala Harris, la vestimenta ha jugado un papel primordial en la toma de decisiones y posiciones: el famoso traje blanco que para muchos podrá remitir a la pureza de quienes lo portan, pero en términos de imagen pública nos revela que es un atuendo que denota libertad y empoderamiento por ello no es casualidad que todas estas grandes mujeres hayan elegido este prístino set para sus presentaciones públicas. Por ello en esta ocasión te sugerimos invertir en un conjunto de saco y pantalón o bien saco y falda de color blanco, cuando vayas a tener una junta importante o evento social, ya que de acuerdo con Marie Olsen consultora de imagen en Rallies & Burts de Chicago dicho outfit evoca equilibrio, majestad y sobriedad a la persona que lo usa y brinda tranquilidad y confianza entre las personas que rodean a la mujer que lo porta. 

De modo que si buscas lucir atemporal y sofisticada, debes apostar por este par de piezas que son elementos que trascienden las modas, ya que por sus características el traje sastre  blanco en cualquiera de sus versiones siempre se verá icono de buen gusto en cualquier escenario desde una junta de padres de familia, una gala de cine o bien una asamblea política.

Un poco de historia

El color blanco siempre ha sido asociado con cosas positivas como la niñez, la primavera, la transparencia, bondad y virginidad, por lo que las primeras mujeres en tener aportaciones en el mundo de la política tanto en EUA como en Reino Unido durante finales del siglo XIX y principios de XX portaban este tono en toda su indumentaria acompañado de otros tonos como morado y dorado que también eran colores de sus respectivas militancias sindicalistas y políticas, una de aquellas responsables de emblemático traje sastre marmóreo fue la política británica Emmeline Pankhurst, quien desde que hizo su primera aparición pública lo hizo ataviada de singular manera y lo hizo sabiendo que su propósito era hablar de la firmeza e inquebrantabilidad de sus intenciones hacia la causa. Naturalmente más mujeres se sumaron al fenómeno y adoptaron el estilo que desde 1889 a la fecha ha sido una elección recurrente entre las mujeres más poderosas del planeta en diversos cargos públicos, como Christine Lagarde, Michelle Bachelet o Ruth Bader Ginsburg.

El traje sastre blanco actual un guiño al feminismo de antaño

El pasado noviembre, tras su victoria en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, Kamala Harris escogió vestir un traje de chaqueta blanco de Carolina Herrera para su discurso. Un guiño consciente a la lucha feminista de su país cuando se cumplíeron apenas 100 años del derecho de las mujeres a votar .Harris homenajeó así a las pioneras, “mujeres que lucharon y se sacrificaron por la igualdad, la libertad y la justicia a las que a menudo no se tiene en cuenta pero demuestran que son la columna vertebral de nuestra democracia”.

“No se trata de un traje sino de un símbolo de lucha”

Tales fueron las palabras de la demócrata Nancy Pelosi cuando en 2019 vistió el característico traje blanco en Washington, cuando anunció la intención de destituir al entonces presidente Donald Trump. Su declaración de intenciones con la elección de esa indumentaria llamó la atención del diario The New York Times, que le dedicó un artículo fenomenal a la elección de su atuendo, ““ya no es solo un traje, está ahí prácticamente cada vez que se hace historia. Es un símbolo.” dijo en su momento una de las mujeres más valiosas de la política norteamericana.

En memoria viva de la esperanza

Otras mujeres que son asiduas a usar este set para las ocasiones importantes son Alexandria Ocasio- Cortez y Hilary Clinton quienes llamaron la atención por instar a la gente a que el día de las elecciones fueran vistiendo de blanco, el movimiento se llamó  #WearWhiteToVote (viste de blanco para  votar), para animar a las mujeres a usarlo a la hora de ir a las urnas. Hillary volvió a ponérselo cuando perdió las elecciones, el día de la investidura de Donald Trump como presidente, para subrayar el hecho de que la esperanza y la justicia prevalecerán ante todo hasta el final.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema