¿Qué es la belleza limpia y qué significa realmente este término?

Cada vez más productos se venden como "limpios", ¿pero qué significa esa clasificación? Descúbrelo a continuación

que es beauty clean

Revisar tus productos puede servirte de guía. | Crédito: Pexels

La belleza limpia o “beauty clean” es un término que genera confusión y es malinterpretado en muchas ocasiones. Su origen data en 2010, cuando la Fundación David Suzuki publicó una lista de 12 sustancias químicas que se encuentran en los cosméticos y que son potencialmente dañinas para la salud.

Con esta lista en mente, un producto de belleza limpio es aquel que está formulado sin ingredientes como ftalatos, parabenos, oxibenzona y algunas fragancias.

El mercado de productos de belleza limpios está en auge y seguramente has visto más de una marca que los ofrece, así que sigue leyendo para comprenderlos mejor.

¿Qué es la belleza “limpia” o “beauty clean”?

La definición tiende a variar según a quién le preguntes, pero la mayoría de las marcas y los expertos usan la frase cuando un producto no contiene ciertos ingredientes controversiales. Por ejemplo, Credo Beauty, un minorista líder de belleza limpia que mantiene estándares estrictos de ingredientes, solo tiene productos que están libres de químicos como ftalatos, parabenos, triclosán y oxibenzona.

Sephora lanzó una iniciativa similar en 2018, en la que los 2,000 de sus productos “limpios” disponibles están etiquetados como tales tanto en la tienda como en línea. En 2021, Ulta Beauty lanzó su Iniciativa de Belleza Consciente, desarrollando una lista, llamada “Made Without List”, basada en el impacto de dichos ingredientes en la salud humana y ambiental.

Sin embargo, eso no siempre significa que no haya conservantes. Crear un producto que sea completamente orgánico es un tema completamente separado.

“La belleza ‘limpia’ incluye productos no tóxicos y no controvertidos que han demostrado ser seguros y efectivos”, dijo a Popsugar el químico cosmético Ginger King. “No tiene que ser 100 por ciento ‘verde’, ya que lo verde puede no ser eficaz. Los consumidores han sido sometidos a un lavado verde que piensan que mientras sea natural, es bueno para ti. Ese no es necesariamente el caso. Los materiales sintéticos pueden ser buenos [en los productos], siempre que se demuestre que son seguros, después de haber pasado por varias pruebas, y no dañen a las personas, los animales o el medio ambiente”.

No existe regulación en los productos de belleza limpios

La FDA no define el término “limpio” (o “verde”, “natural” u “orgánico”) en el contexto del etiquetado o los ingredientes de los cosméticos, lo que significa que prácticamente cualquier cosa puede considerarse como tal, ya sea es dañino o no. Esto también significa que hay poca investigación para respaldar las afirmaciones que infunden miedo de que ciertos ingredientes son dañinos.

“No existe una definición oficial de ‘limpio’ en lo que respecta a los productos para el cuidado de la piel, y diferentes compañías pueden usarla para referirse a diferentes cosas”, dijo la dermatóloga Francesca Fusco.

Desafortunadamente, los requisitos de seguridad para las marcas de belleza se han mantenido prácticamente sin cambios desde que la Ley de Alimentos, Medicamentos y Cosméticos se aprobó por primera vez en 1938 (en comparación, la Unión Europea ha prohibido o restringido aproximadamente 1,400 ingredientes en cosméticos).

Dejando a un lado el etiquetado, la verdad es que muchas marcas están lanzando productos que entran en la categoría “limpio”, solo tienes que investigar. El primer paso es aprender qué ingredientes se consideran “seguros”. King dice que los conservantes no son el enemigo, por ejemplo: “Los conservantes a base de glicina o benzoatos suelen ser seguros. Los verá en las listas de ingredientes como Capryloyl Glycine y Undecylenoyl Glycine y benzoato de sodio”.

Los productos que afirman estar formulados con ingredientes “limpios” nunca deben tener fragancia, parabenos, ftalatos, SLS y SLES, formaldehído, aceite mineral o plomo.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema