Ingredientes en los productos de belleza que deberías evitar cuando estás embarazada

La piel cambia durante el embarazo y es de vital importancia revisar los ingredientes de lo que ponemos en nuestra cara en esta etapa

que ingredientes evitar en el embarazo

El embarazo es una etapa única. | Crédito: Pexels

Estar embarazada es algo hermoso, pero requiere que prestes más atención a todo, especialmente a lo que comes y cómo te cuidas. Todo el mundo sabe que es importante dormir lo suficiente, hacer ejercicio y consentirte a ti y al cuerpo que crece en tu interior.

Pero también es importante vigilar los ingredientes de los productos de belleza que usas. Puede parecer una tontería preocuparse por tu crema de noche, pero lo creas o no, ciertas toxinas son lo suficientemente fuertes como para atravesar tu piel y llegar al torrente sanguíneo y afectar al feto en desarrollo. Descubre lo que deberías evitar durante el embarazo.

Ingredientes para el cuidado de la piel a evitar durante el embarazo

Antes de conocer la lista, debemos señalar que los datos basados ​​en evidencia sobre la seguridad de productos específicos durante el embarazo son limitados.

Pero algunos estudios en animales, anecdóticos o de casos específicos han demostrado algunos efectos fetales graves relacionados con algunos ingredientes comunes para el cuidado de la piel. Esa es la base de nuestras recomendaciones.

1- Retinoides

La vitamina A es un nutriente crucial que se requiere para la salud óptima de la piel, el sistema inmunológico, la reproducción y los ojos. Una vez consumido o absorbido a través de la piel, el cuerpo lo convierte en retinol.

Algunos productos antienvejecimiento para el cuidado de la piel utilizan un tipo de retinol llamado retinoides, que se han convertido en un santo grial porque pueden ayudar a revertir el acné y reducir las líneas de expresión. Los retinoides hacen esto ayudando a que las células de la piel a nivel de la superficie se exfolien más rápido y aumentando la producción de colágeno para rejuvenecer la piel.

Los productos de venta libre tienen niveles más bajos de retinoides, mientras que los medicamentos recetados, como Retin-A (tretinoína) y Accutane (isotretinoína), contienen dosis mucho más altas. Es probable que la cantidad de retinoides absorbidos por los productos tópicos sea baja, pero los defectos de nacimiento se han relacionado en dosis más altas. Como tal, todos los retinoides no son recomendables durante el embarazo.

2- Hidroquinona

La hidroquinona es un producto recetado para aclarar la piel o reducir la pigmentación de la piel que se produce por el melasma y el cloasma, que pueden ser provocados por el embarazo.

No existe un vínculo comprobado entre los defectos congénitos graves o los efectos secundarios y la hidroquinona. Pero debido a que el cuerpo puede absorber una cantidad significativa de hidroquinona en comparación con otros ingredientes (25 a 35 por ciento según este artículo), es mejor limitar la exposición (si es que hay alguna) durante el embarazo.

3- Ácido salicílico en dosis altas

El ácido salicílico es un ingrediente común para tratar el acné debido a sus capacidades antiinflamatorias, similar a la de una aspirina. Pero un estudio de 2013 concluyó que los productos que proporcionan una dosis alta de ácido salicílico, como los medicamentos orales, deben evitarse durante el embarazo.

Dicho esto, el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (ACOG) ha informado que los productos de venta libre tópicos de dosis más bajas que contienen ácido salicílico son seguros.

ingredientes a evitar durante el embarazo
Leer las etiquetas de tus productos es muy importante. | Crédito: Pexels

4- Ftalatos

Los ftalatos son sustancias químicas que alteran el sistema endocrino y se encuentran en muchos productos de belleza y personales. En estudios con animales, la disfunción reproductiva y hormonal grave se ha relacionado con la exposición a los ftalatos.

Hay pocos estudios en humanos que respalden esto, pero los disruptores endocrinos son cada vez más estudiados por la FDA y organizaciones médicas profesionales como la Academia Estadounidense de Pediatría por su papel potencial en afectar negativamente la salud reproductiva congénita.

Los cosméticos son la principal fuente de exposición a los ftalatos, y el ftalato más común que encontrarás en los productos de belleza es el dietilftalato.

5- Formaldehído

El formaldehído rara vez se usa como conservante y desinfectante en productos de belleza porque es un carcinógeno conocido y, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, puede aumentar el riesgo de infertilidad y aborto espontáneo.

Pero hay productos químicos que liberan formaldehído que se encuentran comúnmente en los cosméticos con un efecto potencialmente peligroso similar. Estos incluyen los siguientes, como señaló el Grupo de Trabajo Ambiental:

  • bronopol
  • Hidantoína DMDM
  • diazolidinil urea
  • hidroximetilglicinato
  • imidazolidinil urea
  • quaternium-15
  • 5-bromo-5-nitro-1,3-dioxano

6- Protectores solares químicos

La oxibenzona y sus derivados son el filtro ultravioleta (UV) más utilizado en los protectores solares. Se ha demostrado que es eficaz para la protección de la piel, pero los efectos potencialmente adversos para la salud y el medio ambiente de la oxibenzona la ponen en tela de jucio.

Debido a que la oxibenzona es un químico disruptor endocrino conocido, la preocupación por su uso durante el embarazo es que podría alterar las hormonas y causar daño permanente a la madre y al bebé.

Un estudio en animales de 2018 concluyó que la exposición a oxibenzona durante el embarazo a niveles que los humanos usarían comúnmente provocó cambios permanentes en las glándulas mamarias y la lactancia. Otros estudios en animales han relacionado la sustancia química con el daño fetal permanente, posiblemente asociado con el desarrollo de afecciones neurológicas en la edad adulta, como la enfermedad de Alzheimer.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema