6 zapatos cómodos y con estilo para trabajar en un restaurante

Si tú eres una de las millones de personas que trabajan de pie todo el día porque atienden una cocina o el frente de un restaurante, requieres de un calzado que te de soporte y brinde comodidad suficiente, para sobrellevar las faenas del día a día. Por ello aquí te decimos cuáles zapatos son la mejor inversión en dichos términos.

Zapatos cómodos para estar de pie por mucho tiempo | Crédito Pexels

Zapatos cómodos para estar de pie por mucho tiempo | Crédito Pexels

Trabajar en un restaurante puede ser una experiencia muy gratificante, en la que se conoce gente nueva todo el tiempo, y cosas deliciosas salen del fondo de la cocina a cada instante, pero naturalmente el bamboleo de ir y venir entre platos y comensales requiere que nuestra ropa sea además de eficiente sea cómoda, -muy en específico en lo que respecta el calzado-. Por ello aquí te sugerimos una serie de consideraciones prácticas para elegir tu próximo par de zapatos,todo ello depende en gran medida de las reglas del lugar, si te piden que seas más formal o si hay flexibilidad, para que puedas escoger un estilo más relajado.

Tu desempeño dependerá  en gran medida de tu calzado

Uno de los grandes errores a la hora de adquirir un zapato es no revisar los materiales que lo constituyen, puede que el calzado sea bonito, colorido o con algo de tacón para darte soporte, pero si éste es sintético regularmente no tendrá buena transpiración y elasticidad, lo cual ocasiona que te canses más de lo normal, te salgan ampollas y e inclusive te lastimes la columna por no dar el correcto soporte. De manera que te sugerimos las fibras naturales o de origen animal con una buena suela que amortigüe el impacto. Recuerda que pasarás mucho tiempo de pie y si la horma no es ancha puede que tu empeine se contracture y te agotes por más tiempo.

1- Mocasines

Este estilo es uno de los más usados y buscados tanto por hombres y mujeres, ya que es un calzado muy versátil y siempre hay en todos los tonos, desde los clásicos negro y café, hasta rosa fosfo. Su forma cuadrada en el talón y a redondeada en la punta permiten que el pie tenga más libertad y expandirse conforme al avance del día. Además de que regularmente estos zapatos cuentan con una suela de goma acanalada flexible, para una mayor comodidad.

2- Botines hasta el tobillo

Esta clase de calzado es el más usual entre las personas que pasan largas jornadas laborales paradas, ya que cubre todo el pie y envuelve al miembro hasta el tobillo brindando apoyo a esta parte del cuerpo. Si tu trabajo te  permite usarlas, no dudes en hacerlo, pero como lo mencionamos en el paso anterior busca unas hechas de cuero y de tacón bajo o de cuña, para que tengas mejor postura corporal. En este punto las opciones son ilimitadas en cuanto estilos pero recuerda busca aquellos cuyas plantillas sean acolchadas y el empeine amplio.

3-Zapatillas Mary Janes

Son los típicos zapatos de piso pero con pulseras que impiden que se salgan de tus pies, este tipo de calzado fue creado en los años 20 del siglo pasado, y por su practicidad se volvió en un clásico, con el cual siempre lucirás impecable y profesional, recuerda que a veces existen pares de zapatos que son sintéticos por fuera y con interiores de cuero por dentro, si eso fuera el caso, puedes comprarlos ya que son un poco más resistentes que si fueran totalmente de plástico.

4- Zapatillas Kitten Heel

Si en tu restaurante te piden que luzcas más presentable por motivos de etiqueta y solicitan que vistas de tacón, tenemos el par de zapatos perfectos para ti, los famosísimos “Kitten Heels” cuya altura es baja, pero tiene el arco bien marcado para un aspecto más formal. Estas zapatillas son una maravilla porque pese a que tienen un poco de altura no te lastiman y te hacen ver refinada. Nuestra recomendación es que no los compres con el empeine en punta ya que puede molestar a tus dedos al permanecer por mucho tiempo comprimidos, elige aquellos de punta redondeada o cuadrada.

5- Zapatos estilo Oxford

Esta pieza es de las más bonitas del armario y fue robada del guardarropa masculino y se llaman así porque los jóvenes universitarios de Oxford Inglaterra los usaban mucho a finales del siglo XIX. No obstante su origen se remite a Escocia e Inglaterra donde eran conocidos como Balmorals, porque eran zapatos para asistir a los salones. Este calzado se popularizó en el mundo por la sencillez de su diseño plano y sin dibujos u ornamentos, en verdad un zapato muy práctico y duradero que con el tiempo ha evolucionado en muchas variantes tales como: Brogues y Bluchers.

6-Flats Ballerinas

Son quizás de los pocos zapatos que todas las mujeres tenemos en nuestro clóset, porque van con todo, son atemporales y su diseño es básico y fluido, debido a que no tiene correas, tacón o mayores adornos. Su nombre deriva del uso de las bailarinas de ballet que las portaban en texturas suaves como telas de lino y seda. No obstante, su popularidad brincó de los escenarios hasta las calles, volviéndose un aliado de las mujeres profesionistas, especialmente entre maestras, enfermeras y personal restaurantero por lo cómodas, sutiles y resistentes que suelen ser.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema