Cuáles son los mejores tipos de tratamiento de depilación definitiva existen hoy

¿Te interesa de una vez por todas acabar con el vellito corporal y lucir una piel preciosa 24/7 sin la necesidad de tener que aplicar cera o rasurar tus extremidades? Esto es lo que necesitas saber sobre la depilación definitiva.

La piel es el órgano más grande del cuerpo | Crédito Piqsels

La piel es el órgano más grande del cuerpo | Crédito Piqsels

 A cuántas de nosotras nos ha pasado que tenemos un evento inesperado y debemos cambiarnos de inmediato, pero no andábamos depiladas y tenemos que usar medias o pantalones para salir del paso. Si ya no quieres seguir aplazando el tratamiento de depilación definitiva, aquí te decimos cuáles opciones existen en el mercado para que tomes la mejor decisión y te deshagas de una vez por todas de todo ese vello que te impide ser tu mejor versión de ti misma.

¿Qués es la depilación definitiva o permanente?

Se le llama así al proceso que elimina el vello indeseable y también mejora el aspecto de la piel, sobre todo aquella con sombra de pelos o folículos notorios. Todo esto desaparece y deja una piel limpia y suave, así como un aspecto más jovial y aseado.

¿Por qué se le llama definitiva?

Debido a que el calor acumulado es el que destruye al bulbo; si no, el bulbo no se destruye. Ese calor molesta y duele, dependiendo de la sensibilidad de la paciente.

La depilación bien hecha puede ser definitiva, pero eventualmente requiere retoques | Pexels

Los dos más comunes son Luz Pulsada y Láser

En el caso de la denominada depilación definitiva, el láser actúa directamente sobre la melanina, que es la responsable del color del pelo y la piel. La zona que se desea depilar debe ser rasurada antes de la aplicación del láser, con el fin de que la luz emitida por éste incide directamente sobre el bulbo piloso y lo queme. Pero cuanto mayor es la concentración de la melanina, más oscuro es el pelo. De ahí que este tipo de técnica no sea útil cuando se trata de canas o pelos muy claros, ya que la melanina está ausente o es muy escasa.

Asimismo, la coloración de la piel y el grosor de la epidermis son factores muy a tener en cuenta ya que las pieles oscuras o bronceadas tienen una elevada concentración de melanina y pueden resultar dañadas.

La depilación láser suele ser un poco más dolorosa que la Luz Pulsada, considera eso si tienes piel sensible | Crédito Pexels

Tipos de láser

●      Láser Diodo: es probablemente el más utilizado en la actualidad, ya que permite actuar sobre pieles de fototipo I a VI y bronceadas, con vello oscuro. Su longitud de onda es de 810 nanómetros.

●      Láser Soprano: es el último que se ha introducido en el mercado de la depilación definitiva. Emite luz con una longitud de onda de 800 nanómetros y es similar al diodo, pudiendo también utilizarse en pieles bronceadas con total seguridad y es eficaz cuando el vello es más fino. Su principal ventaja es que el procedimiento resulta prácticamente indoloro por lo que en una única sesión se puede eliminar el vello de una mayor extensión de piel.   

●      Láser Lightsheer: también similar al diodo, pero emite un pulso de luz progresivo y discontinuo, lo que reduce el riesgo de quemaduras de forma significativa. Es apto para pieles muy bronceadas.

●      Láser Alejandrita: tiene una longitud de onda de 755 nanómetros y se utiliza para pieles de fototipo I a IV (muy claras) y un vello oscuro y grueso.

●      Láser Neodimio-Yag: su longitud de onda es de 1064 nanómetros. Aunque se puede utilizar en todo tipo de piel, su eficacia es menor que en los casos anteriores.

Luz pulsada o IPL

Es una luz emitida de modo policromática, por lo que tiene diferentes longitudes de ondas. Permite abarcar una mayor superficie de piel, pero se necesitan más sesiones para eliminar la totalidad del pelo y solo puede utilizarse sobre pieles claras.

Luz Pulsada tarda un poco más en remover el bello, pero es igual de efectiva que láser | Crédito Pexels

¿A partir de qué edad se puede hacer este tratamiento?

La edad que en general se toma como referencia mínima es la adolescencia, siempre y cuando la paciente lo tolere.

¿Quiénes no pueden hacerlo?

Pacientes embarazadas, con enfermedades de piel que empeoran con la luz, tales como la porfiria, lupus, vitiligo.


¿Cuáles son algunos de sus beneficios?

Tanto la luz pulsada, el diodo o la depilación láser pueden ayudarte a contener estos problemas, pero la sensibilidad cambiará en cada persona, por lo que te recomendamos hacer una pequeña prueba en el cuerpo y esperar 24 horas para ver si eres candidata a tal procedimiento y lastimar la dermis. Una vez superada la prueba goza de los siguientes beneficios.

  • Elimina hasta los pelos más difíciles de tratar los “famosos vellos encarnados” o también conocidos como foliculitis, que a veces aparecen en forma de granos, por el exceso de keratina.
  • En pocas sesiones se puede remover el vello definitivamente, dejando de lado las depilaciones de apuro antes de las vacaciones o complicaciones con la cera.
  • Mejora las manchas oscuras producidas por la depilación con cera frecuente, e incluso pueden llegar a desaparecer.
  • Evita la textura áspera en la piel que provoca el uso de otros métodos depilatorios, como el arrancamiento con depiladora eléctrica.
  • A la larga es más económico que comprar rastrillos, cremas y ceras a lo largo de la vida, sin contar que el dolor es mínimo en comparación con aquellas como la cera caliente o las cortaduras que ponen el riesgo la belleza y tacto de nuestra piel.
  • Evita la aparición de varículas o derrames por el uso frecuente de cera caliente.
  • La cantidad de sesiones necesarias es de 5 a 8. Se hacen en forma mensual hasta la ingle. Las piernas se depilan únicamente cada 3 meses, respetando el ciclo del pelo.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema