Cómo alisar tu cabello a diario sin quemarlo y mantenerlo hidratado

¿Quieres alisar tu cabello todos los días pero no quieres que se queme? Aquí te contamos algunos tips y trucos para que quede lindo sin ponerlo en riesgo.

Cómo alisar tu pelo sin dañarlo

El pelo lacio y hermoso es posible, siempre y cuando tengamos cuidado al alisarlo con herramientas de calor. / Crédito: Unsplash

La moda de alisar el cabello tiene décadas de historia, pero déjenme les cuento la mía: 2000s, Lore estaba en la prepa y llega una rubia encantadora a su primera clase con el cabello más liso que ella haya visto en su vida. Cómo lograrlo sin quemarlo o dejarlo seco es el quid de la cuestión.

Todas en clase estábamos impresionadas con el look, así que no perdimos el tiempo en preguntarle cómo lo conseguía, ¿su respuesta? “Me lo plancha mi mamá”. Cuando escuché eso, la verdad es que no supe qué pensar, porque lo que me imaginaba no podía ser posible… ¿verdad? ¡¿verdad?! Sí, era verdad. ¡Se lo alisaban literalmente con la plancha de la ropa! 

Un par de años después las planchas de cabello llegaron al alcance de todas. En su momento me recomendaron las de cerámica, porque eran las que menos maltrataban el cabello y como toda adolescente buscando el look del momento, le rogué a mis papás para que me la compraran de cumpleaños. ¡Lo hicieron! Y mi casa se convirtió en el lugar para “alisar tu cabello” sin pagar. 

Y tuve amigas con todo tipo de cabello: liso, ondulado, chino, largo, corto. Después de años de usar planchas para alisar cabello aprendí algunos trucos, que todas podemos aplicar para alisar el cabello a diario sin maltratarlo, quemarlo o secarlo. Recuerden que todo tiene que ver con el tipo de cabello, los tratamiento o tintes que tienes y sobre todo la herramienta que usas. Dicho esto, déjenme les cuento los tips que aplico hasta este día:

  1. Shampoo y acondicionador: nuestro cabello perderá mucha humedad durante el proceso de alisado, por eso es muy importante que lo preparemos para esto con una rutina de lavado y acondicionado que lo nutra e hidrate. Busca shampoos con Keratina o aceite de argán. 
  2. Secado de cabello: si tu cabello es ondulado o chino, es importante que lo seques con una tela de algodón y que lo aprietes, en lugar de frotarlo. Este pequeño paso, te ayudará a que los rulos queden más “flojos”, lo que ayudará a alisarlos. 
  3. Secadora de aire: después de que tu cabello se seque 80-90% al natural, es momento de pasar a la secadora. Esta te ayudará a hacer un alisado previo que hará más rápido el planchado. Divide tu pelo en 4 y seca el cabello con la punta de la secadora hacia abajo, para que tu cabello comience a tomar forma. Te recomiendo “sellar” el secado con una racha de aire frío. 
  4. Spray termoprotector: este paso es básico para evitar que nuestro cabello se queme y súper importante si queremos que permanezca hidratado y brillante. Aplica el producto en el cabello (sin mojarlo por completo) y no olvides la parte de atrás. Rocíalo 10-15 cm de lejos para evitar que el pelo quede empapado. 
  5. Alisado: lo primero es elegir la plancha que vamos a usar, lo más importante es que el calor se distribuya de manera uniforme y que las placas tengan un medidor de temperatura para que tú puedas adaptarlo de acuerdo a tu tipo de pelo. Lo ideal es que tu cabello se alise en una pasada, para no “cargarle” exceso de calor. Así que te recomiendo hacer una prueba con un pedazo de cabello de la parte inferior de la cabeza y checar qué tan rápido se plancha. Si no quedó a la primera pasada sube un poco la temperatura; pero si quedó muy seco, bájala un poco. 
  6. Cabeza en 4: la mejor técnica para alisar el cabello es dividirlo en 4 partes, es más rápido y así evitas pasar la plancha 2 veces por el mismo punto, lo que reduce la posibilidad de secarlo o quemarlo. 
  7. Terminado: si te quedan baby hairs en la corona de la cabeza o en los costados, puedes ocupar máscara de pestañas transparente para aplacarlos. Puedes aplicar un serum para brillo, pero te aconsejamos usar un par de gotas para evitar el look grasoso. 

Después de alisar el cabello recuerda limpiar las placas de tu plancha, porque muchas veces los residuos que se quedan en ellas pueden quemar o secar el cabello. A mí me encantan las planchas con placas de cerámica, pero me encantaría saber cuál es su favorita y si me recomiendan alguna en especial.

En esta nota

hidratación pelo dañado

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema