Mitos y realidades del aceite de coco para el cuidado del pelo

Invertir en un buen aceite de coco es una genial idea si deseas que tu pelo luzca más suave y brillante que nunca, en especial si utilizas continuamente planchas, secadoras u otros utensilios de calor para moldear tu cabellera.

aceite de coco

El aceite de coco es un elemento fantástico para humectar tu cabello. / Crédito: Pexels.

Muy seguramente ya habrás escuchado las bondades del aceite que coco para el uso en piel y pelo y que los resultados son asombrosos, entre los cuales cabe destacar la tersura y luminosidad que deja en ambas partes del cuerpo; sin embargo es sabido por todos que, los beneficios no son iguales para todas las personas, por lo cual te invitamos a que hagas una pequeña prueba para ver si eres candidata a su uso, ya que existen personas que son alérgicas al producto y no lo sabían o incluso aquellas que si bien no son afectadas por sus utilización, tampoco ven reflejados sus efectos.

Estas son algunas de las promesas que el aceite de coco puede hacer por ti para proteger tu pelo de la contaminación, rayos UV, polvo y tintes o coloraciones.

1- Protege las puntas

El aceite de coco es un excelente humectante natural, por su propiedad grasa que nutre cada cabello y que éste necesita si lo lavas diariamente, ya que como sabrás mojar el pelo cada día desgasta el cuero cabelludo, perdiendo aceites naturales que el pelo tiene para protegerse. Por lo que si usas este producto ayudarás muchísimo a tu melena a que no se vea opaca; sólo te recomendamos que lo uses de medias a puntas, para no tapar los folículos capilares, ya que en caso de hacerlo empezarás a perder el pelo por haber tapado la respiración de dichos poros. Si lo que deseas es reestructurar tu pelo sin tener que cortarlo, aplica el aceite de la mitad de tu nuca hacia las puntas durante 20 minutos antes de bañarte con un gorra de baño para que se absorban las vitaminas E y K que contiene el coco, misma que  ayudan a cuidar las puntas estropeadas por el secado con aire caliente o los tintes.

2- Evita el frizz del cabello

Otro gran beneficio que notarás es que si tu pelo es indisciplinado o no se acomoda fácilmente es porque este requiere hidratación. La cutícula, que es la parte externa del pelo, presenta escamas debido a que ha sido dañada por factores como la coloración, el uso de planchas, la exposición al sol o un cepillado fuerte. El aceite de coco te servirá para disciplinar tu melena y alisarla, además de depositar un aroma delicioso.

3- Cuida cada fibra capilar

Este elemento  es la parte  central del cabello, formada por keratina. Si el agua penetra hasta este sitio el pelo se hincha y pierde su forma natural, trayendo por consecuencia que la capa externa se rompa en escamas y esto hace que tu cabello se debilite más fácilmente llegando a quebrarse. Los aceites naturales, como el de coco, o aguacate impiden que el agua se introduzca en la fibra capilar, por lo que no tendrás que batallar con una cabellera frágil.

4- Estimula el crecimiento

Si tú como muchas de nosotras sufres de que no te crece el pelo hasta cierto largo, el coco podría ser una solución a tus penas, ya que el ácido láurico, un ácido graso presente en el aceite de coco, estimulan el crecimiento de tu pelambrera, ya que es muy parecido a las proteínas naturales del cabello. Un masaje con el aceite en el cuero cabelludo bastará para fomentar la circulación de la sangre, lo cual permite que penetre una mayor cantidad de este nutriente, fortaleciendo el crecimiento del pelo.

5- Impide la aparición de caspa

Otro de los problemas más habituales en las personas es la caspa, que se traduce en resequedad del cuero cabelludo, lo cual propicia la caspa, pero que con el uso del aceite de coco impedirás que este se irrite ya que tu pelo absorberá sus propiedades humectantes.

Mitos sobre el aceite de coco

1- Funciona como protector solar

El aceite de coco no funciona como bloqueador de rayos UV, ya que su protección es mínima y su uso prolongado, más exposición al sol perjudica a tu pelo haciéndolo pesado y un imán de suciedad. 

2- Convierte tu cabello de seco a graso

El aceite de coco no proporcionará grasa extra  a tu pelo, al contrario. Se supondría que si tu cuero cabelludo tiene sebo, lo último que le pondrías sería un aceite. Pero este ingrediente te sorprenderá por la manera en la que elimina la producción excesiva de glándulas sebáceas.

Por lo demás te recomendamos que si aparecen más dudas o deseas mejores resultados busques a un dermatólogo con especialidad en tricología para que te de el mejor diagnóstico para tu condición.

En esta nota

hidratación pelo dañado

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema