Por qué dormir bien es tan importante para tener la piel sana

El dormir está relacionado con la salud de la piel. Los expertos en el tema coinciden en que dormir bien y en un horario establecido hará que la piel luzca más fresca y radiante

Por qué dormir bien es tan importante para tener la piel sana

Se recomienda dormir entre 7 y 9 horas para obtener los beneficios de un sueño reparador. Crédito: Freepik

Descansar bien por la noche es fundamental para la salud y bienestar en general, pero también resulta que el dormir bien influye en la piel.

“Nuestra piel descansa y se repara mientras dormimos”, dijo a Everyday Health Francesca Fusco, dermatóloga y profesora clínica asistente de dermatología en Mount Sinai en la ciudad de Nueva York.

“Sin exposición a los rayos UV y sin la contracción dinámica de los músculos faciales, es el mejor momento del día para la piel”.

La Dra. Anna Persaud, experta en sueño y directora ejecutiva de ThisWorks, una marca de productos de belleza y bienestar, está de acuerdo. “Durante la noche, la piel entra en modo de reparación y restauración, lo que significa que elimina toxinas, repara el daño celular y del ADN causado por el medio ambiente, reemplaza las células envejecidas y crea otras nuevas. Por eso, después de un sueño de buena calidad, la piel se ve más fresca, más joven y más radiante”.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Según la Fundación Nacional del Sueño, los adultos necesitan de siete a nueve horas de sueño por noche.

La Dra. Chytra V Anand coincide, de 7 a 9 horas de sueño es importante para mantener el cuerpo y la piel saludables. Sin embargo, también depende de la calidad del sueño. Para asegurarte de tener un sueño de buena calidad, ella sugiere que se acostumbre a dormir temprano.

Al dormir temprano, le das a tu cuerpo la oportunidad de sumergirse en un sueño profundo durante más tiempo.

Cómo ayuda el sueño a la piel

La Dra. Chytra explica que durante el sueño profundo, el cuerpo se recarga, se revitaliza y se desintoxica a través del sistema linfático. “Así es como se recarga la energía celular. Las células de la piel con energía recargada significan una piel mejor y más saludable”.

Dormir bien restaura el funcionamiento del cuerpo y ayuda en la circulación de la sangre. La buena circulación es importante para mantener la piel tersa y joven.

El sistema linfático se beneficia de un mejor sueño. Este sistema ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo, incluidas las toxinas en las células de la piel. Las células de la piel desintoxicadas dan como resultado una piel rejuvenecida.

Ahora ya sabes cómo una buena cantidad y calidad de sueño puede mejorar la salud de tu piel. Entonces, ¿cuáles son los problemas de la piel que se pueden solucionar teniendo un buen horario de sueño? La dermatóloga dice que dormir bien puede ayudar a combatir estos problemas:

  • Hinchazón facial, que muchos de nosotros enfrentamos después de despertarnos por la mañana.
  • Ojeras
  • Pigmentación en la piel.
  • Arrugas y signos prematuros de envejecimiento.

Con esto en mente, asegúrate de tener un horario de sueño que beneficie a tu piel.

En esta nota

cuidados para el cutis

Más sobre este tema