Suplementos de colágeno: 7 aspectos a considerar antes de comenzar a tomarlos

Los suplementos de colágeno se venden como la fórmula para una piel más joven, uñas y pelo fuerte. Sin embargo, puede que no tengan los efectos que buscas, así que considera estos aspectos antes de consumirlos

efectos secundarios de los suplementos de colageno

Los suplementos de colágeno tienen beneficios para la piel, uñas y pelo.  Crédito: Freepik

Los suplementos de colágeno tienen la fama de mejorar la salud de la piel, el cabello, las uñas y los huesos. Sin embargo, es una buena idea investigar los posibles efectos secundarios de los suplementos de colágeno y otras preocupaciones antes de agregarlo a tu rutina diaria.

El colágeno es una proteína que ayuda a servir como uno de los principales componentes básicos para la piel, el cabello, los músculos, los tendones, los ligamentos y los huesos. Tomarlo en forma de suplemento puede ayudar a mejorar la densidad ósea y mejora la salud de las articulaciones. Y también hay muchos supuestos beneficios de belleza (por eso lo verás en innumerables productos para el cabello y la piel).

Los suplementos de colágeno se han comercializado como una forma de “detener el reloj”, le dijo a Bustle la Dra. Blair Murphy-Rose, dermatóloga certificada por la junta. “Algunos estudios pequeños han demostrado una mayor elasticidad e hidratación en la piel después de que los sujetos consumieran suplementos de colágeno durante ocho a 12 semanas en comparación con un grupo de control. Sin embargo, los datos científicos aún son limitados y no concluyentes en este punto”.

En su mayor parte, los suplementos de colágeno se consideran seguros para consumir sin efectos secundarios graves, dice la Dra. Stacy Chimento, dermatóloga certificada de Riverchase Dermatology. Para algunas personas, sin embargo, puede causar cierta incomodidad. Pero también es importante saber que el colágeno puede no ser el suplemento “maravilloso” que muchas personas pintan que es.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

A continuación, los expertos analizan las 8 cosas más importantes que debes saber sobre los suplementos de colágeno antes de que decidas comprarlos.

1- El colágeno podría hacerte sentir hinchado

Si te sientes incómodo después de tomar un suplemento de colágeno, sepa que no está solo. “Algunas personas pueden sentir una leve hinchazón o pesadez en el estómago”, dice Chimento. A medida que los ácidos estomacales de su cuerpo descomponen el colágeno en los suplementos, es posible que experimente gases, náuseas o una sensación de peso en el abdomen. Esto debería pasar relativamente rápido, ya que es parte del proceso digestivo.

2- Si eres alérgico a los mariscos o los huevos, podría desencadenar una reacción

Si tienes alergia a estos alimentos, es posible que los suplementos de colágeno no sean para ti. “Algunos están hechos de mariscos o huevos, por lo que si los pacientes tienen alergia a los mariscos o al huevo, esto es algo que deben tener en cuenta”, dice Chimento. Si te sale un sarpullido o tienes alguna reacción alérgica leve después de tomar un suplemento de colágeno, toma un antihistamínico y consulta a un alergólogo.

3- El suplemento puede venderse como “vegano”, pero no serlo

Si eres vegetariano o vegano, es importante que sepas que parte del colágeno puede extraerse de pescados como el bacalao o la caballa o derivarse de las membranas de las cáscaras de huevo. Afortunadamente, hay versiones veganas que provienen de fuentes como las algas, así que asegúrate de buscar fuentes antes de comprar tu suplemento.

riesgos de tomar colageno
El colágeno lo podrás encontrar en diferentes presentaciones.  Crédito: Jellybee | Unsplash

4- Otros ingredientes desconocidos podrían causar problemas

“Antes de tomar suplementos de colágeno, también es importante investigar la marca que está comprando y asegurarse de que está tomando algo de calidad”, dice Murphy-Rose. Los suplementos de colágeno se clasifican como suplementos dietéticos, por lo que no están regulados por la FDA y eso podría significar que incluye ingredientes que no desea. Siempre hable con su médico antes de tomar un suplemento; es posible que puedan recomendar marcas confiables que se sabe que son de alta calidad.

5- Podría interactuar con otros medicamentos

“Los pacientes deben consultar con su médico antes de tomar suplementos de colágeno para descartar cualquier interacción con medicamentos o suplementos que ya estén en su régimen diario”, advierte Chimento.

Como ejemplo, se sabe que algunos geles de reparación de heridas que contienen colágeno interactúan mal con ciertos anestésicos tópicos. Hablar con tu médico es importante si experimentas algún problema digestivo cuando se trata de suplementos de colágeno, ya que podría evitar que los ingredientes activos de tu medicamento se absorban por completo en tu estómago.

6- No mostrará resultados de inmediato

Si bien puedes estar esperando una piel más tersa después de tomar colágeno, definitivamente no verás ningún beneficio de la noche a la mañana. Un estudio de 2019 publicado en el Journal of Drugs In Dermatology encontró que los suplementos de péptidos de colágeno pueden tardar hasta 12 semanas en mostrar una mejora notable en la elasticidad e hidratación de la piel, por lo que requerirá constancia y paciencia.

7- Puede que ni siquiera haga efecto

Dicho todo esto, es posible que no notes una diferencia en cómo te ves o sientes, incluso después de tomar colágeno durante un par de meses. “Los beneficios reales de la suplementación oral con colágeno no están claros y carecen de evidencia”, dice la dermatóloga Sheilagh Maguiness, y agrega que muchos estudios están financiados por compañías y, por lo tanto, pueden estar sesgados.

Y recuerdas, los suplementos y nutracéuticos en los Estados Unidos no están regulados por la FDA. “Para aquellas personas que buscan formas de mejorar la calidad y la textura de su piel, las terapias tópicas basadas en la evidencia, como la protección solar y los retinoides tópicos, podrían ser opciones más seguras y rentables”, dice Maguiness.

La información contenida en este artículo es solo para fines educativos e informativos y no pretende ser un consejo médico o de salud. Siempre consulta a un médico u otro proveedor de salud calificado con respecto a cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica u objetivos de salud.

Más sobre este tema