Cómo cuidar tu cuero cabelludo para tener un cabello más saludable

Al igual que tu piel, el cuero cabelludo necesita cuidado para mantenerse sano y fuerte. Descubre cómo cuidar el cuero cabelludo y saber si el tuyo está dañado

rutina de cuidado para el cuero cabelludo

El cuero cabelludo también necesita una rutina de cuidado. Crédito: Freepik

Un cuero cabelludo sano es la clave para un cabello saludable. La salud del cuero cabelludo es importante para mantener los folículos capilares fuertes, resistentes y libres de desechos que pueden acumularse en la piel del cuero cabelludo y afectar el crecimiento del cabello.

De hecho, un cuero cabelludo sano no solo ayuda con el crecimiento del cabello, sino que también reduce el riesgo de caspa, caída del cabello y otras afecciones comunes del cuero cabelludo, como picazón y grasa.

Cómo saber si tu cuero cabelludo está sano

Ya sabes que un cuero cabelludo nutrido y saludable significa hebras más gruesas, más densas y de crecimiento más rápido, además de menos caspa y descamación. Pero, ¿cómo puede saber exactamente si tu cuero cabelludo está sano o no?

Una de las formas más fáciles de evaluar la salud de tu cuero cabelludo es observar tu cabello. Si sientes que tu cabello es delgado, seco o parece más flácido o más grasoso de lo habitual, o si has experimentado signos de pérdida de cabello, como caída excesiva o calvicie, es posible que desees observar más de cerca tu cuero cabelludo.

Esto se debe a que un cuero cabelludo sano tiene un nivel de pH entre 4.2 y 6.5, y cualquier cantidad mayor o menor que eso puede afectar la producción de sebo (también conocido como aceite) de la piel y causar cabello seco o graso.

Si bien es imposible que registres la acidez de tu cuero cabelludo a diario, si sientes que tu cabello se ha dañado, intenta usar de vez en cuanto un shampoo para equilibrar el pH.

Otra forma infalible de evaluar la salud de tu cuero cabelludo es evaluar cómo te sientes. Si tu piel está continuamente seca y escamosa o grasosa y densa, probablemente algo esté sucediendo allí. La picazón en el cuero cabelludo, por ejemplo, suele ser un signo de sequedad por afecciones como la psoriasis o la caspa, o por una acumulación de células muertas de la piel.

Si bien una visita a un dermatólogo es la mejor opción para un diagnóstico y cuidado, cambiar tus productos para el cuidado del cabello por productos enfocados en la salud del cuero cabelludo, es una forma rápida y fácil de aliviar los síntomas en casa.

Cómo cuidar tu cuero cabelludo

Al igual que la piel del resto del cuerpo, la piel del cuero cabelludo debe limpiarse, exfoliarse e hidratarse con regularidad. El cuero cabelludo es donde se encuentran todos los folículos de tu cabello, así que, si tu cuero cabelludo no está en su forma máxima, tampoco tu cabello.

Presta atención a cómo te lavas el cabello

Estirar el tiempo entre champús es bueno para el cabello porque permite que los aceites naturales del cuero cabelludo lo hidraten. Sin embargo, lo que es bueno para tu cabello puede no serlo para tu cuero cabelludo, especialmente si tu estrategia de no usar shampoo implica usar shampoo seco u otros productos.

La acumulación de esos productos de peinado en el cuero cabelludo puede tener el efecto de obstruir los folículos pilosos y limitar la capacidad de las hebras para brotar del cuero cabelludo. Entonces, ¿cómo equilibras las necesidades de tu cabello con la salud de tu cuero cabelludo? Cuando te laves, asegúrate de hacerlo bien.

cuidado del cuero cabelludo
Cuidar tu cuero cabelludo hará que el cabello crezca fuerte.  Crédito: Mathilde Langevin | Unsplash

Esto significa que, al menos dos veces al mes, uses productos que limpien profundamente y rompan la acumulación excesiva. Para asegurarte de que tu limpiador profundo realmente deje la piel del cuero cabelludo súper limpia, masajea el shampoo durante al menos treinta segundos, luego déjalo reposar en el cuero cabelludo durante otro minuto antes de enjuagar.

Exfolia tu cuero cabelludo

Exfoliar suavemente el cuero cabelludo una vez al mes garantizará que las células muertas no impidan el crecimiento de cabello nuevo ni afecten negativamente la producción de sebo. Simplemente exfolia manualmente usando un cepillo con puntas de goma suaves (o las yemas de los dedos; solo ten cuidado de no rascarte si tus uñas son largas). Para obtener mejores resultados, aplica tu shampoo, luego masajea con movimientos circulares hasta por un minuto.

Esto aflojará las células muertas de la piel y cualquier suciedad que se haya adherido a tu cuero cabelludo. Otra gran opción para eliminar las células muertas de la piel es incorporar una mascarilla exfoliante para el cuero cabelludo en tu rutina.

Hidrata

Los aceites naturales de tu cuero cabelludo te ayudarán a mantenerlo hidratado la mayor parte del tiempo, pero a veces no es suficiente (es decir, en climas secos, cuando las temperaturas exteriores son muy frías o si estás tomando medicamentos que afectan la producción de grasa de tu piel).

Para compensar en esos casos, puedes usar una mascarilla en el cuero cabelludo después de haberla aplicado a lo largo de tu cabello. Ayudará a nutrir la piel del cuero cabelludo muy seca. También puedes intentar aplicar aceite de coco en el cuero cabelludo dos veces al mes antes del shampoo. Esto hidratará el cuero cabelludo seco sin apelmazar el cabello.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema