Protectores solares: piden a la FDA retirar nuevamente una serie después de encontrar otro ingrediente carcinógeno

Otro ingrediente químico en los protectores solares está bajo la lupa de un grupo de investigadores, quienes piden a la FDA retirar del mercado los productos con octocrileno

protector solar con octocrileno

Los ingredientes en los protectores solares están siendo investigados.  Crédito: Pexels

Un grupo de científicos solicitó a la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) que retire del mercado todos los protectores solares que contienen el ingrediente activo octocrileno. Los productos elaborados con la sustancia química pueden contener benzofenona, un carcinógeno sospechoso que también puede interferir con hormonas clave y órganos reproductivos, según un grupo dirigido por Craig Downs, director ejecutivo del Laboratorio Ambiental Haereticus, una organización sin fines de lucro, que estudia los riesgos para la salud y el medio ambiente.

Unos 2,400 productos de protección solar están hechos con octocrileno y “no sabemos cuál es su seguridad”, dijo Downs, quien presentó la petición. “La FDA no sabe cuál es su seguridad y es inconcebible que la FDA permita algo que no sabemos si es seguro o no”.

Las preocupaciones sobre los protectores solares comenzaron a aumentar en 2019 cuando la FDA solicitó a los fabricantes datos de seguridad sobre ingredientes químicos, incluido el octocrileno. En mayo, un laboratorio de pruebas independiente encontró niveles de otro carcinógeno probable, el benceno, en varios productos, lo que provocó algunos retiros del mercado.

La investigación de la FDA muestra que el cuerpo absorbe suficientes ingredientes químicos de los protectores solares como para justificar más pruebas. Sin embargo, no hay indicios de que las empresas hayan proporcionado los datos de seguridad que la FDA solicitó hace dos años, dijo David Andrews, científico senior del Environmental Working Group, una organización de defensa.

La FDA “toma en serio cualquier preocupación de seguridad que surja sobre los productos que regulamos, incluido el protector solar”, dijo la portavoz Courtney Rhodes. La agencia “continuará monitoreando el mercado de protectores solares para ayudar a garantizar la disponibilidad de protectores solares seguros para los consumidores estadounidenses”, mientras evalúa las preocupaciones sobre la contaminación, dijo.

Según estudios en animales, el área de investigación del cáncer de la Organización Mundial de la Salud clasifica la benzofenona como posible carcinógeno. No se dispone de datos sobre un posible vínculo con el cáncer en humanos, según la agencia con sede en Ginebra.

La investigación muestra que la benzofenona en los protectores solares puede interferir con el estrógeno, según la OMS. La hormona juega un papel clave en la salud de la mujer y su alteración puede conducir a una pubertad temprana y un funcionamiento alterado de los órganos reproductivos.

El estudio de Downs sugiere que la benzofenona se formó por degradación del octocrileno. Solo los protectores solares que contienen el bloqueador UV dieron positivo para el contaminante y los niveles aumentaron con el tiempo.

¿Qué es el octocrileno?

“El octocrileno es un ingrediente químico de protección solar que, una vez absorbido por la piel, captura los dañinos rayos ultravioleta antes de que puedan dañar las células cutáneas subyacentes”, explicó a Byrdie Ted Lain, un dermatólogo certificado por la junta y director médico de Sanova Dermatology.

Los protectores solares generalmente se dividen en dos categorías. Las fórmulas físicas se basan en minerales como el óxido de zinc y el dióxido de titanio y funcionan al sentarse sobre la piel y desviar los rayos. La otra categoría se basa en productos químicos (el octocrileno es solo uno de varios) que funcionan una vez que se absorben en la piel.

Efectos secundarios del octocrileno

Según Marie Hayag, una dermatóloga certificada por la junta y fundadora de 5th Avenue Aesthetics, el octocrileno no presenta efectos secundarios sustanciales para la mayoría de las personas, aunque agrega que algunos estudios han demostrado que los niños son más propensos a tener una alergia real al ingrediente. Como tal, sugiere que los niños y cualquier persona con piel sensible o problemas como la rosácea o el eccema lo eviten, al igual que cualquier persona que esté amamantando.

Además, el mayor problema potencial es la reciente preocupación pública por la seguridad de los protectores solares químicos en general; muchos, incluido este, han sido criticados a través de estudios que muestran que pequeñas cantidades pueden ingresar al torrente sanguíneo, explica Ron Robinson, químico fundador de BeautyStat Cosmetics.

Si bien esto suena preocupante, no significa necesariamente que no sean seguros, solo que se necesita más investigación. “La respuesta corta es que, según todos los datos disponibles proporcionados, la cantidad que se encuentra en el torrente sanguíneo no causará problemas”, dice Lain. Sin mencionar que definitivamente sabemos que dejar de usar protector solar provocaría cáncer de piel.

Dicho esto, si estás estresado por ello, elimina este y otros protectores solares químicos, que la FDA aún está investigando, y apégate a las opciones minerales que incluyen óxido de zinc y dióxido de titanio.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema