Mitos y verdades sobre el uso del acondicionador en el lavado del pelo

Quizá una de las dudas más extendidas a la hora del lavado del pelo es sobre el uso de acondicionador y sus efectos negativos en la lucha contra la caída del pelo y su adelgazamiento.

El correcto uso del acondicionador | Crédito Pexels

El correcto uso del acondicionador | Crédito Pexels

Mucho se ha discutido antes que si el uso del acondicionador si es bueno o al menos útil dentro de la rutina del cuidado del pelo mientras nos duchamos, desde que tira el pelo, lo hace más finito o hasta que debe usarse cuando máximos 4 veces a la semana, la verdad es que muchos de esos comentarios ampliamente divulgados son simplemente mitos extensamente esparcidos por malas experiencias o bien con ocasión de un mal producto. Por ello nos animamos a entrevistar a un experto peluquero del Salón Quick Cut de la Ciudad de México David Olmos quien nos reveló grandes verdades de este tratamiento capilar.

¿Sabes cómo lavarte el pelo realmente?

Esa fue la principal fuente de la caída del pelo, la gente por lo regular no sabe aplicar el producto, ni tiene idea de cómo distribuirlo, de manera que tampoco saben por cuánto tiempo dejarlo activo para que el tratamiento cumpla con su promesa de limpieza, sedosidad y brillo. Olmos nos dice que el cabello debe lavarse con el agua templada es decir ni muy fría o caliente y aplicar producto cuando el pelo está completamente humedecido y masajear el cráneo por 5 minutos para estimular los folículos pilosos y depositar ahí los nutrientes del shampoo, enjuague o mascarilla. Luego aclarar el espumado y seguir con la rutina habitual.

El experto apunta que el acondicionador debe ser el último paso a la hora de bañarnos y debe ser de medias a puntas, nunca desde la raíz, ya que la función del enjuague es dar brillo y desenredar el pelo, de modo que si lo untas desde el origen solo le estás quitando volumen al cabello apelmazado su estado.

¿Para qué sirve el enjuague realmente?

Olmos insiste que el acondicionador es un gran aliado de la cabellera ya que sirve para darle resplandor y suavizar la melena y así conseguir que el desenredo sea más fácil, sin caer en la trozado del pelo o su debilitamiento.

¿Cómo surge el acondicionador?

La historia del enjuague nace en la Exposición Universal de París en 1900, bajo el nombre de brillantina. Lo creó el perfumista francés Ed Pinaud y sus beneficiarios eran los hombres, ya que originalmente servía para suavizar su cabello, barba y bigote, pelos dificiles de estilizar y con tendencia a encresparse.

¿Qué debemos buscar en un buen acondicionador?

Idealmente un producto que aporte nutrientes al cabello que lo protegen, lo embellecen, y que contenga  protección del color o blindaje contra los rayos UV y contaminación. Recordemos que el acondicionador es un equivalente a una crema hidratante para la piel, pero en este caso para el pelo.

¿En qué casos no se debe usar acondicionador?

Si se presenta alguna alergia o alguna indicación médica pertinente. O cuando se aplica una mascarilla ya que estas cumplen con las mismas virtudes que el enjuague entonces es como neutralizar los efectos de estas. Pero tengamos presente que el acondicionador ayuda a que la inflamación capilar se reduzca y crea una capa de protección sin huecos ni cutículas levantadas. De esta manera los factores externos no serán un problema grave para nuestro cuero cabelludo.

4 cosas que debes considerar a la hora de usar un acondicionador:

  • Se suele utilizar poca cantidad.
  • No es aconsejable el 2 en 1 de Shampoo y acondicionador a la vez puede que anule el efecto de ambos. Así que mejor por separado.
  • El aclarado es muy importante para quitar el producto del todo.
  • Usar el acondicionador adecuado según el tipo de cabello.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema