5 señales de que tu maquillaje caducó y debes tirarlo a la basura

Prestar atención a tus productos es importante: Mira cómo identificar el maquillaje caduco y cómo cuidarlo antes de llegar a su fecha de vencimiento

como saber si maquillaje caducó

Revisa bien tus productos. | Crédito: Pexels

A todas nos encantaría que nuestro maquillaje durara para siempre, pero esto no es posible. Entonces, ¿cómo puedes saber si tu maquillaje está vencido? En realidad, es mucho más fácil de lo que piensas.

Para empezar, si alguna vez has mirado de cerca el empaque de la mayoría de los productos de belleza o detrás de ellos, es probable que hayas notado una pequeña imagen de un frasco abierto con un número y la letra “M”. Este símbolo representa lo que se conoce como la fecha del “período posterior a la apertura”. Por ejemplo, si ves el símbolo del frasco con “18M” en el interior, significa que el producto tendrá un período de vida de 18 meses después de abrirlo.

Sin embargo, además del “período posterior a la fecha de apertura”, hay otros indicadores físicos que pueden ser una señal de que tu producto ha caducado. Entonces, si olvidas cuándo abriste tus labiales por primera vez o cuándo abriste tu crema hidratante, no te preocupes, a continuación te mostramos algunas otras formas que te ayudarán a determinar si es hora de deshacerte de tu maquillaje.

1- Cambio de textura

Aunque es posible que tu maquillaje no se cuaje como la leche en mal estado, la textura aún puede cambiar, lo cual es una señal reveladora de que debes tirarlo. Desde esmaltes de uñas hasta máscaras, bases de maquillaje líquidas y muchos otros cosméticos, si la textura ha cambiado, eso significa que ya no sirve.

Tanto el rímel como la base líquida suelen formar grumos y se secan una vez que han expirado, mientras que el esmalte de uñas tiende a espesarse. Según Allure, cuando tu esmalte de uñas se ha vuelto espeso, y los pigmentos se asientan en el fondo de la botella (incluso después de agitarlo bien), entonces definitivamente es el momento de tirarlo.

2- Cambio de color

Esto puede parecer un poco obvio, pero sigue siendo tan importante como cualquier otra señal. Si el pigmento en cualquiera de tus productos de maquillaje ha cambiado, esa es una forma definitiva de saber que no es bueno. Según All Women’s Talk, si tu base líquida ha cambiado de color desde que la compraste, debes tirarla, ya que es una señal segura de que ha expirado.

3- Olor extraño

Si tus productos perfumados han perdido por completo su aroma, o si un producto ha desarrollado un olor similar a la gasolina o el vinagre, tíralos. Nadie quiere estar todo el día usando un producto que tiene un olor desagradable y probablemente terminará irritando tu piel.

Cuidar tus productos es importante. | Crédito: Pexels

4- Aplicación extraña

Si el lápiz labial cremoso ya no se aplica con suavidad y, en cambio, es difícil de aplicar, entonces es hora de tirarlo. “Sabrás que una barra de labios se ha estropeado cuando se pone duro y no puedes esparcir el pigmento en tus labios”, dijo la maquilladora Pati Dubroff a Allure. Esto también se aplica a productos como delineadores de ojos líquidos, bálsamos labiales y sombras de ojos líquidas.

5- Irritación de la piel

Esperemos que te des cuenta de que tu producto está vencido antes de que irrite tu piel, pero si el maquillaje enrojece o da comezón, tíralo lo antes posible.

El rímel, específicamente, puede ser una de las principales causas de irritación de la piel y los ojos si lo usas después de su vencimiento. Según Insider, la FDA recomienda obtener una nueva máscara de pestañas justo cuando se seque, incluso si eso es antes de la fecha de “período posterior a la apertura”.

Cómo cuidar tu maquillaje

Si deseas mantener tu maquillaje puro y seguro para su uso durante el mayor tiempo posible, aquí hay algunos consejos y trucos para lograrlo:

  1. Evita tocar el producto directamente: Para muchos, usar los dedos para aplicar bases, rubores en crema e incluso sombra de ojos es el método preferido. Pero ten en cuenta que habrá repercusiones en la vida útil de tu producto cada vez que sumerjas los dedos en el maquillaje. Mantén los dedos alejados de las superficies de polvos compactos para evitar la propagación de bacterias, y en su lugar usa un aplicador de maquillaje limpio, como una esponja o un cepillo.
  2. Mantén tus herramientas limpias: Limpia tus brochas y/o esponjas de maquillaje con regularidad para disminuir la población de bacterias. Esto ayudará a evitar que las bacterias se propaguen en tus productos, y hará que la aplicación de maquillaje sea más suave y evitará los brotes.
  3. No compartas el maquillaje: En la medida de lo posible, evita que otros usen tus productos de maquillaje (tampoco es una buena idea que uses los de otros, ya que esto, nuevamente, incurrirá en un riesgo de infección).
  4. Almacena los productos correctamente: Cierra bien tus productos después de usarlos y guárdalos en un lugar fresco y seco. Por nada del mundo los guardes en el baño, pues la humedad puede afectarlos.

Una vez que llega la fecha de caducidad del maquillaje, es mejor tirarlo. Los conservantes, ya sean los químicos que se encuentran en los productos de maquillaje convencionales o las alternativas naturales que se pueden usar en productos de belleza, tienen su vida útil, al igual que la mayoría de los demás ingredientes. Solo pueden mantener una fórmula pura y estabilizada durante un tiempo, ¡así que respeta la fecha de vencimiento!

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema