Por qué tu cuello necesita una rutina de cuidado de la piel al igual que tu rostro

La exposición al sol y el uso de nuestros dispositivos tecnológicos contribuyen al envejecimiento de la piel del cuello.

como cuidar piel del cuello

La piel del cuello es muy delicada. | Crédito: Freepik

Para muchas de nosotras, la rutina de skincare termina en la línea de la mandíbula y el cuidado del cuerpo comienza en el pecho, sin embargo, lo que hay en medio también es importante.

Las personas a menudo olvidan su cuello cuando se aplican productos diarios para el cuidado de la piel, pero el cuello es a menudo una de las primeras áreas del cuerpo que muestra signos de envejecimiento porque la piel es más delgada que la del rostro.

Hay dos tipos de arrugas: dinámicas, que están formadas por movimientos diarios como sonreír y hacer expresiones; y estáticas, que son las que se experimentan a partir del proceso normal de envejecimiento. La exposición al sol y otros factores ambientales también pueden contribuir a que esas arrugas comiencen a formarse.

El cuello, al igual que la cara, está expuesto a los efectos dañinos de los rayos UV a diario. Mientras que el movimiento repetitivo hacia arriba y hacia abajo al mirar nuestra computadora o la pantalla del teléfono puede causar la formación de arrugas dinámicas.

Estas líneas habrían aparecido como arrugas estáticas más adelante en la vida, pero el movimiento adicional por ver los dispositivos hace que se formen antes.

No estamos diciendo que necesitas hacer una rutina completa de cuidado de la piel para tu cuello, pero debes darle un poco de cariño a esta delicada área si quieres evitar la aparición de arrugas prematuras.

como cuidar piel del cuello
El protector solar es básico. | Crédito: Pexels

Cómo cuidar la piel de tu cuello

Para empezar, siempre debes aplicarte protector solar en el cuello y en el resto del cuerpo que estará expuesto al sol (brazos, piernas, espalda, etcétera). No necesitas un protector solar especial para esta área; el que usas en tu cara funcionará bien (siempre que contenga al menos SPF 30). Trata de volver a aplicar cada dos horas.

Si usas maquillaje a diario y difuminas los productos en el cuello, también debes considerar limpiar esa área. Así como no querrás dejar maquillaje en tu rostro durante la noche, tampoco querrás dejarlo en tu cuello. Puedes usar una toallita de maquillaje, una toallita húmeda o simplemente tu lavado de cara habitual y tus manos para limpiar el cuello.

Muchos de los sueros que usas en la cara también se pueden aplicar en el cuello sin pensarlo dos veces, esto incluye productos que contienen vitamina C y ácido hialurónico, pero procede con precaución con otros productos.

Dado que esta piel es más fina y más sensible que la piel de nuestra cara, las concentraciones bajas o formas más suaves de retinol o vitamina A deben usarse de forma conservadora. Por último, pero no menos importante, puedes y debes aplicar crema hidratante en el cuello, especialmente si estás usando productos con retinol en esa área.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema