Kim Kardashian solo usa joyas ‘falsas’ o prestadas desde que la asaltaron

Kim Kardashian cambió su estilo de vida después de ser asaltada en un hotel de París. A partir de entonces no solo dejó de usar joyas, sino también comenzó a valorar menos las cosas materiales

kim kardashian joyas falsas

Kim Kardashian fue asaltada en París en 2016. | Crédito: Getty Images

La traumática experiencia que Kim Kardashian vivió en París hace cinco años, cuando la retuvieron en su habitación de hotel para robarle las joyas valoradas en diez millones de dólares que había llevado con ella en el viaje, hizo que cambiara por completo su estilo de vida.

En primer lugar, la celebridad dejó de realizar en sus redes sociales publicaciones ‘en tiempo real’ que pudieran ayudar a cualquier potencial ladrón a localizarla, y también reforzó la vigilancia en torno a su hogar. De hecho, llegó a reconocer que no era capaz de dormir si no había al menos un guardaespaldas al otro lado de la puerta de su dormitorio.

Por otra parte, Kim desarrolló una especie de fobia a los diamantes porque los asociaba con el calvario que había pasado y ni siquiera trató de reemplazar los que había pedido, aunque recientemente se ha animado a empezar a ponérselos de nuevo, siempre y cuando no sean suyos.

“En lo que respecta a las joyas, si llevo alguna, siempre son prestadas. O falsas”, le ha confesado al presentador Andy Cohen. “En mi casa no entra nada caro. Hago que el equipo de seguridad me lo quite todo antes. No puedo dormir si hay joyas guardadas en la caja fuerte, o dinero o cualquier otra cosa”, ha añadido.

Después de todo, Kim está agradecida de que haya cambiado y crecido como resultado del incidente. “En una nota positiva, soy una persona completamente diferente por eso, de la mejor manera. [Antes del robo] tenía que tener el auto más genial, las mejores llantas, el mejor atuendo y pensé que era mejor por eso”, dijo.

Kim continuó: “Las cosas que valoraba antes eran completamente diferentes de lo que valoro ahora. Es divertido vestirse elegante y todo esto, pero las cosas [materiales] no me definen”.

Khloé Kardashian intervino para decir que si bien “Kim era obviamente una gran hermana antes”, la familia se volvió aún más unida después del robo de París. “El cambio significativo en la forma en que atiende sus relaciones y la atención que ahora le da a su familia en lugar de las alfombras rojas o esas cosas, quiero decir, nuestra relación ha cambiado significativamente”, dijo Khloé.

Durante el robo de octubre de 2016, cinco ladrones retuvieron a Kim a punta de pistola, se llevaron dos teléfonos celulares y aproximadamente $10 millones en joyas, incluido un anillo de diamantes de $4 millones.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema