Cuida y limpia la piel de tu rostro con estos remedios caseros fáciles de hacer

Ya sea para exfoliar, quitar los puntos negros o hidratar, hay muchos remedios caseros que te ayudarán en el cuidado de la piel del rostro

remedios caseros para limpiar rostro

Tu piel lo agradecerá. | Crédito: Pexels

Cuando aparecen granos o estás desesperada debido a la piel seca y las manchas oscuras, tu primer instinto puede ser comprar productos para el cuidado de la piel. Pero, ¿y si el secreto de una piel radiante se pudiera encontrar en tu cocina? En serio, te sorprenderías de todos lo que puedes preparar con algunos ingredientes simples en tu despensa, como jugo de limón o yogur.

Ya sea que estés buscando un producto antiinflamatorio, un exfoliante casero o un eliminador de puntos negros, tenemos a continuación los mejores remedios caseros.

1- Remedio casero: avena, jugo de limón y miel

La avena puede ser excelente en el desayuno, pero este cereal es más que un refrigerio saludable. Las propiedades naturales de la avena la convierten en un asistente para el cuidado de la piel, especialmente para pieles propensas al acné. Puedes recurrir a la avena cuando estés buscando un exfoliante, un absorbente de aceite natural o una forma de tratar las imperfecciones.

¿En busca de un tratamiento natural para los puntos negros? El limón es el complemento perfecto para tu rutina de cuidado de la piel. Con ácido cítrico y vitamina C, junto con una serie de propiedades antibacterianas, unas gotas de limón es todo lo que necesitas para iluminar la piel. La miel es el mediador entre la avena y el limón, que une a los dos para crear un suave exfoliante antiinflamatorio y una mascarilla que ilumina la piel.

La combinación de los tres lo convierte en un tratamiento de belleza que es lo suficientemente suave para usar en pieles sensibles.

Mezcla un puñado de avena, unas gotas de miel y unas gotas de limón en un tazón. Mezcla bien y luego aplica en tu rostro. Frota suavemente la avena en tu piel, moviendo los dedos en un movimiento circular por todo el rostro mientras se exfolia. Dale un poco más de amor a las áreas propensas a los puntos negros, como la nariz y la barbilla, y las manchas oscuras y las cicatrices del acné. Deja que la mascarilla descanse sobre tu rostro durante unos minutos antes de lavarte con agua tibia.

limpiar rostro remedios caseros
La avena no solo sirve para desayunar. | Crédito: Unsplash

2- Remedio casero: yogur

El yogur ha sido defendido durante mucho tiempo por nutricionistas (y mamás de todo el mundo) como una forma saludable de comenzar el día, pero también es una solución natural para el cuidado de la piel. Gracias a sus probióticos y propiedades de vitamina D, el yogur es un multitarea, brinda hidratación mientras se enfoca en las molestas espinillas.

Para su uso como mascarilla, omite los yogures de frutas con sabor y, en su lugar busca yogur natural. Aplica una pequeña cantidad en tus granos y déjalo actuar durante 30 minutos; una vez que lo laves, prepárate para sorprenderte de cómo secará los brotes y calmará tu piel grasa.

3- Remedio casero: cúrcuma y aceite de oliva

Esta poderosa especia no solo pertenece a la cocina. Las propiedades antiinflamatorias naturales de la cúrcuma la convierten en una opción sólida para igualar el tono de la piel y mantener el brillo. Pero solo como advertencia, la cúrcuma es muy amarilla, ¡así que asegúrate de mezclarla con un componente espesante para evitar teñir accidentalmente la piel! Nos encanta mezclarlo con aceite de oliva, que funciona de manera similar al aloe vera, para hidratar y reparar el daño solar.

Agrega suficiente cúrcuma al aceite de oliva para obtener un color amarillo intenso, pero que mantenga la consistencia más cercana a un aceite que a una pasta. Deja la mezcla como mascarilla durante 10 a 15 minutos, luego lávate bien con agua tibia. Si prefieres no jugar al chef y esteticista, usa la máscara curativa con cúrcuma de Apto Skincare ($6 dólares) después de una sesión de exfoliación. Esta mascarilla está equilibrada con ácido azelaico, lo que le da un impulso adicional al poder de la cúrcuma para reducir el enrojecimiento y los brotes de la piel.

4- Remedio casero: agua de rosas y jugo de limón

Una forma infalible de cuidarte es con agua de rosas, un poderoso exfoliante que te ayudará a eliminar las células muertas de la piel y los contaminantes de tu hermoso rostro. Simplemente mezcla agua de rosas con unas gotas de jugo de limón y aplícalo por toda la piel con un algodón. Luego deja reposar la mascarilla durante 30 minutos. Enjuaga con agua tibia.

En esta nota

cuidados para el cutis de la cara

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema