Botas de cuero rayadas: cómo repararlas desde el hogar

Los zapatos suelen dañarse con mucha facilidad ya que suelen estar expuestos al polvo, los roces, la humedad, el agua y los rayos del sol. Sin embargo, estos tienden a verse más perjudicados cuando son de cuero. Conoce como arreglar tus botas de cuero si están rayadas

Botas de cuero

Las botas de cuero deben cuidarse con los trucos adecuados para arreglar los rayones. Crédito: Victoria Chudinova | Shutterstock

Aunque las botas de cuero son uno de los tipos de calzados más cómodos, versátiles y llamativos, también suelen ser uno de los más delicados ya que pueden dañarse con mucha facilidad. De hecho, si tienes un par con el tiempo empezarás a notar como se llenan de pequeños rayones o raspados que perjudican su apariencia, lo cual se debe a que constantemente están expuestos al roce con otros zapatos o superficies. Para que vuelvan a tener un aspecto nuevo y libre de daños, en esta ocasión te presentaremos cómo puedes reparar tus botas de cuero desde el hogar con fáciles pasos a seguir.

¿Cómo arreglar las botas de cuero dañadas?

Para reparar tus botas de cuero, resulta de suma importancia que inicialmente identifiques donde están los daños, rayones o raspados, por lo que debes comenzar por limpiar muy bien tus zapatos con ayuda de un tapo húmedo o seco para retirar el polvo. En caso de contar con un significativo daño en el que el tejido se levante, deberás aplicar un pegamento específico para este material en la zona y deja secar completamente. Si solo se trata de pequeños rayones ocasionados por tropiezos o roces, emplea un poco de crema líquida para cuero del mismo color del zapato y permite que seque. Incluso, puedes acelerar el proceso con ayuda del aire de un secador a temperatura media, ya que una muy alta o exponerlos directamente al sol podría perjudicar el material.

Botas de cuero
Evita secar tus botas de cuero al sol para que no se dañe el material.
Crédito: Cineberg | Shutterstock

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

En este punto ya empezarás a notar como los rayones se desvanecen, pero resulta de suma importancia proteger el calzado para evitar futuros daños. De este modo, te aconsejamos que el siguiente producto que utilices sea una crema protectora para pieles, la cual debe estar específicamente diseñada para cuero. Después de aplicarla, frota un con un paño de algodón para distribuir el producto uniformemente y evitar que se acumulen los grumos. Además de fortalecer el tejido, estos productos resultan ser ideales para evitar que el material se debilite por agentes externos como el sol.

Finalmente, si lo deseas puedes sellar con uno de los productos más conocidos en cuanto al cuidado de calzado, el betún. Esta opción te ayudará a devolverle el brillo a tus zapatos de cuero, restaurará el color y ayudará a sellar el proceso de reparar los daños anteriormente mencionados. Del mismo modo, posee una función protectora que evitara que tu calzado se vea perjudicado por el agua, el polvo o la suciedad. En caso de haber utilizado el primer paso de pegamento, aplica el resto de pasos que mencionamos anteriormente y tus zapatos lucirán como nuevos.

Truco casero para reparar las botas de cuero

La mejor forma de cuidar los zapatos de tejidos tan sensibles como el cuero, es con productos específicos para este material. Sin embargo, no podemos pasar por alto uno de los trucos caseros más virales para reparar este tipo de calzado en pocos segundos. Para arreglar las zonas rayadas de tus botas de cuero, aplica un poco de quitaesmalte sin acetona sobre un trapo y frótalo por un par de minutos hasta notar como las líneas se desvanecen. Es importante mencionar que este truco solo funciona en pequeños rayones y debe realizarse una prueba en una parte poco visible para verificar que no ocasiones ningún daño nuevo.

Sigue leyendo:

Más sobre este tema