Qué es la DMDM hidantoína y por qué tiene tan preocupados a los usuarios de TikTok

La DMDM hidantoína ha generado polémica debido a que usuarios de TikTok han afirmado que causa problemas en el cabello y cuero cabelludo. Mira qué dicen expertos en el tema al respecto

Qué es la DMDM hidantoína

La DMDM hidantoína ha causado controversia entre los usuarios de TikTok.  Crédito: Freepik

TikTok es la red social perfecta para difundir un mensaje de forma concisa. Este año, varios usuarios se enteraron de las demandas colectivas que alegaban que un ingrediente para el cuidado del cabello llamado DMDM ​​hidantoína causa irritación del cuero cabelludo y pérdida del cabello.

De repente, la plataforma estaba repleta de videos de usuarios haciendo afirmaciones similares y advirtiendo a otros que evitaran los productos con DMDM.

¿Qué es la DMDM hidantoína?

“La DMDM hidantoína ​​es un conservante que se utiliza para proteger los cosméticos del deterioro microbiano durante su vida útil”, dice el químico cosmético Kelly Dobos.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Los conservantes funcionan de muchas formas diferentes, pero la DMDM ​​hidantoína es parte de una clase conocida como liberadores de formaldehído porque hacen precisamente eso: liberan “cantidades muy pequeñas de formaldehído durante la vida útil de [un] producto”, dice Dobos.

¿Es peligrosa la hidantoína DMDM?

Si eso no suena agradable, considera que el formaldehído se encuentra naturalmente en alimentos como plátanos, zanahorias y manzanas. De hecho, la cantidad de formaldehído liberada por la hidantoína DMDM ​ es aproximadamente equivalente a la de una pera.

“El panel de Revisión de Ingredientes Cosméticos (CIR) de médicos expertos y toxicólogos concluyó que el formaldehído libre en los cosméticos no debe exceder el 0,2 por ciento”, exolica Dobos. “La hidantoína DMDM ​​se usa típicamente en concentraciones de menos del medio por ciento del total, lo que significa que es poco probable que los cosméticos contengan niveles por encima de esa recomendación“.

Sin embargo, los usuarios de TikTok escucharon las palabras “formaldehído” y “pérdida de cabello” y corrieron la voz, hasta el punto de que las principales marcas de belleza como Tresemmé y OGX (cuyas empresas matrices fueron citadas en las demandas mencionadas anteriormente) eliminaron activamente la hidantoína DMDM ​​de sus fórmulas.

“Aunque se ha demostrado que DMDM ​​es seguro y se usa ampliamente en la industria de la belleza como conservante, Tresemmé ya no usa DMDM ​​en las formulaciones de nuestros productos”, dijo un representante de Tresemmé, propiedad de Unilever, a Allure.

Una declaración proporcionada por OGX, una subsidiaria de Johnson & Johnson, tenía un sentimiento similar: “Nuestros lanzamientos de nuevos productos no contienen el conservante hidantoína DMDM. De hecho, no hemos lanzado ningún producto nuevo para el cuidado del cabello con este ingrediente en los últimos años. Algunos de nuestros productos existentes contienen una pequeña cantidad de hidantoína DMDM. Cada conservante utilizado en nuestros productos debe pasar nuestro riguroso proceso de evaluación de seguridad. También ofrecemos una gama de fórmulas con una variedad de conservantes diferentes que satisfacen las preferencias cambiantes de ingredientes de los consumidores.”

Si bien la hidantoína DMDM ​​libera pequeñas cantidades de formaldehído, no hay evidencia científica de que pueda hacer que su cabello se caiga. Pero puede ser más fácil para las empresas eliminar el conservante ​​de sus productos por completo que educar al público.

“El mundo de las demandas colectivas, en particular las que involucran reclamos de responsabilidad por productos como los que están en litigio aquí, a menudo no tiene nada que ver con la seguridad real de los productos en cuestión”, dice Alex R. Thiersch, abogado que representa a la industria de la estética y el fundador de la American Med Spa Association.

“Aunque muchas demandas colectivas han ayudado a corregir errores graves contra el público, a menudo se utilizan como un arma para forzar acuerdos por parte de grandes corporaciones que desean evitar la mala publicidad y los gastos de los litigios”.

Más sobre este tema