Paso a paso: cómo igualar el tono de tu piel

Tener un tono de piel uniforme no es complicado como crees, solo debes apegarte a una rutina y elegir ingredientes clave en tus productos. Mira cómo igualar el tono de tu piel en esta guía

como se iguala el tono de la piel

Con una rutina adecuada puedes tener un tono de piel uniforme.  Crédito: Mathilde Langevin | Unsplash

Todos deseamos tener un tono de piel uniforme, sin embargo, solo algunos están genéticamente predispuestos a ese brillo tan buscado. Pero eso no significa que no sea posible; solo se necesitan los productos y la rutina adecuados para lograrlo.

Si quieres saber los secretos sobre cómo conseguir un tono de piel uniforme de una vez por todas, sigue leyendo para obtener los mejores consejos y trucos para lograrlo.

¿Qué es un tono de piel desigual?

El tono de piel desigual puede aparecer de muchas formas, pero en última instancia se refiere a cuando la piel presenta algún tipo de hiperpigmentación que se manifiesta en forma de manchas o textura desigual. Es decir, en lugar de un tono uniforme y universal en tu rostro, puede haber algunas manchas marrones o enrojecimiento que aparecen aquí y allá (piensa en manchas de la edad, imperfecciones o manchas solares).

¿Qué causa el tono desigual de la piel y cómo se puede prevenir?

En realidad hay muchos culpables que causan un tono de piel desigual. Un factor importante es el acné y las cicatrices del acné, dice la dermatóloga Mona Gohara. Ambos pueden crear decoloración en la piel que puede tener un efecto duradero. Si tienes acné, no esperes para tratarlo después de que se hayan formado las cicatrices. Elija productos que traten y prevengan el acné, incluidos limpiadores y tratamientos localizados.

Otro gran problema es el daño solar. Como probablemente hayas escuchado una y otra vez, el daño solar incrementa el envejecimiento de la piel a un ritmo rápido. El 90 por ciento de los signos del envejecimiento provienen de la exposición a los rayos UV sin protección.

El tono desigual de la piel es un efecto del daño solar: otros incluyen líneas finas, arrugas y flacidez. La buena noticia: ¡puedes evitarlo! No salgas de casa sin usar protector solar, incluso en un día aparentemente nublado. Gohara sugiere usar un suero antioxidante y protector solar SPF 30 de amplio espectro por la mañana para protegerte contra contaminantes y fuentes de luz como rayos UV, bombillas y luz azul (la de tu teléfono y computadora).

Por supuesto, el envejecimiento en sí (no por el sol, solo el envejecimiento natural) también afecta el tono desigual de la piel. Y aunque no puedes evitar que tu piel envejezca, puedes usar los productos adecuados para ayudar con el proceso. Una buena crema para los ojos y una crema hidratante son fundamentales.

Cómo igualar el tono de tu piel, paso a paso

Paso 1: Exfolia

Es muy importante exfoliar tu piel, ya que ayuda a liberar las células muertas, revelando una nueva capa de piel radiante, dice Gohara. Ese proceso de desprendimiento ayuda a igualar el tono de la piel e incluso, en algunos casos, a atenuar las líneas finas. Solo ten cuidado de no exfoliar demasiado, ya que eso puede llevar a un tono de piel más desigual, que es lo que estamos tratando de prevenir.

Te recomendamos SKIN & CO ROMA Truffle Therapy Face Gommage. Es como un mini facial que puedes hacer en casa: exfolia, hidrata e ilumina la piel. El polvo extrafino de semillas de albaricoque elimina suavemente las células muertas de la piel sin dañar ni irritar la piel. A diferencia de otros exfoliantes, este debe aplicarse sobre la piel seca y luego enjuagarse con agua. Úsalo dos veces a la semana.

Paso 2: Usa un suero iluminador (preferiblemente con vitamina C)

Ahora que te has deshecho de la capa superior de células muertas de la piel, tus productos de tratamiento pueden penetrar la piel aún mejor. Aplica un suero antioxidante para iluminar tu cutis. La vitamina C es el estándar de oro cuando se trata de iluminar: es un poderoso antioxidante que también protege la piel del daño de los radicales libres.

Consulta nuestra guía de los mejores sueros con vitamina C, recomendados por dermatólogos.

Paso 3: Usa un humectante con SPF

Y el gran final: crema hidratante y protector solar. Ambos son pasos extremadamente importantes en tu rutina de cuidado de la piel. Mantener la piel hidratada la mantiene tersa y saludable, lo que significa una barrera cutánea fuerte y menos líneas finas, arrugas y opacidad.

Y el protector solar debería ser una obviedad en este momento, ya que es uno de los principales productos para prevenir el envejecimiento. Ambos son imprescindibles para igualar el tono de tu piel.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema