Vacuna Pfizer contra Covid: qué problemas en la piel puede traer y cuán serios son

Una investigación reciente analizó qué tan comunes son las reacciones en la piel después de la vacuna Pfizer y con qué frecuencia se repiten después de recibir la segunda dosis

reacciones cutaneas vacuna pfizer y moderna

Las vacunas Pfizer y Moderna pueden causar ciertas molestias en la piel.  Crédito: Freepik

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), algunas personas han informado de un sarpullido rojo, con picazón, inflamado o incluso doloroso en el lugar donde recibieron la vacuna COVID-19.

Esta reacción puede comenzar desde unos días hasta más de una semana después de la primera dosis y, a veces, las erupciones son bastante grandes. Estas erupciones, a veces llamadas “COVID arm”, también pueden ocurrir en otras partes del cuerpo.

Se pueden desarrollar erupciones, picazón y otros problemas de la piel después de que las personas reciben las vacunas COVID-19, pero tales problemas son raros y desaparecen rápidamente, según muestra una investigación.

Para el estudio, los investigadores observaron a más de 40,000 empleados de un sistema hospitalario de Boston que recibieron vacunas de ARNm COVID-19 de dos dosis (como las vacunas Pfizer o Moderna) y completaron al menos una encuesta de síntomas después de su primera inyección.

“Esta es la primera información que tenemos sobre el riesgo de reaparición de reacciones cutáneas después de la dosis 2 cuando hay una reacción luego de la dosis 1”, dijo la líder del estudio, la Dra. Kimberly Blumenthal. Es codirectora del programa de epidemiología clínica de la división de reumatología, alergia e inmunología del Hospital General de Massachusetts en Boston.

“Nuestros hallazgos podrían brindar una tranquilidad crítica a las personas con erupciones cutáneas, urticaria e hinchazón después de la dosis 1 de sus vacunas de ARNm”, agregó Blumenthal.

En total, el 1,9% de los encuestados informaron una reacción cutánea, más comúnmente erupción y picazón más allá del lugar de la inyección.

En promedio, los empleados que informaron reacciones cutáneas tenían 41 años. Las reacciones cutáneas fueron más comunes en las mujeres (85%) que en los hombres (15%) y difirieron según la raza (62% blancos, 7% negros y 12% asiáticos).

Más de 600 personas que informaron reacciones cutáneas a la primera dosis recibieron una segunda dosis y luego completaron una encuesta de síntomas. De ellos, el 83% no informó reacciones cutáneas después de la segunda inyección.

De los empleados sin reacción cutánea a la primera inyección, el 2,3% informó reacciones cutáneas después de la segunda dosis, siendo la erupción y la picazón las más comunes.

Los hallazgos aparecieron en la edición del 23 de junio de JAMA Dermatology.

Las reacciones cutáneas por sí solas no deberían ser una razón para que las personas se salten la segunda inyección de la vacuna COVID-19, especialmente porque las reacciones son muy raras después de la segunda inyección, según la autora principal, la Dra. Lacey Robinson, alergóloga e investigadora de Mass General.

“Para aquellas que ocurren pocas horas después de la vacunación, o para reacciones graves en cualquier momento, los pacientes deben consultar a un alergólogo o inmunólogo que pueda evaluar y brindar orientación sobre la dosis 2”, dijo Robinson en un comunicado de prensa del hospital.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema