8 maneras de usar tu bralette favorito para inspirar tu próximo look

Los bralettes llegaron para quedarse y no es de sorprenderse. Cómodos, lindos y tan sexies como quieras; esta prenda será tu nuevo consentida y hoy te contamos cómo puedes usarlos.

maneras de usar tu bralette favorito

Esta prenda puede ser mucho más de lo que te imaginas, solo necesitamos un poco creatividad / Crédito: Unsplash

El boom de los bralettes está en su apogeo, esta pieza ha llegado para transformar la manera en la que entendemos “la ropa interior” y sobre todo para demostrarnos que la comodidad no está peleada con el estilo.

La oferta tiene tantos colores, formas, telas y estilos como podamos imaginar. Hay algo para todas, ¡y sí, hablo de todas! Porque muchas de nosotras pensamos que los bralettes eran exclusivos para las mujeres delgadas de busto pequeño, pero en realidad podemos encontrar algo que se adapte perfectamente a nuestro tipo de cuerpo y busto.

Hoy te queremos enseñar diferentes maneras de usar tu bralette favorito y mostrarte lo versátil que puede ser esta prenda en combinación con otras piezas interesantes o clásicas. Pero empecemos por lo más importante…

¿Qué es un bralette? 

Es la combinación de una brassier y un crop top. También conocidos como “soft cup bras”, los bralettes son la versión suave y cómoda del bra que usamos todos los días. 

Lo especial de los bralettes modernos es que están hechos con materiales súper lindos y llamativos, lo que hacen de esta pieza algo interesante y digno de presumir. Los encuentras en todo tipo de cortes y con todo tipo de tirantes, lo que ayuda a encontrar una versión que sostenga los pechos más pesados y cubra aquellos más ligeros. 

A diferencia de los bras comunes, los bralettes no tienen varillas, pero si eres una chica de busto grande, te recomiendo buscar piezas con tirantes anchos y copas dentro del bralette. Desafortunadamente, la mayoría de marcas hacen bralettes hasta la copa C, si tu busto es más grande te recomiendo enviar un mensaje con tus medidas preguntando si la talla más grande se adapta a ellas. 

¿Cómo usar un bralette? 

Más allá de pensar en esta pieza como una prenda de ropa interior, podemos verla como una prenda trendy y versátil que podemos adaptar a nuestro estilo. No tenemos por qué esconderlo si no queremos y existen algunas formas de presumirlo.

Debajo de una camisa

1

No importa el material o el color, en este caso vamos por el tema de la comodidad y el toque sensual discreto. Si tu bralette hace contraste con la camisa, tendrás un dúo ganador seguro.

Contraste con top transparente

2

Sensual, femenino y lleno de energía, este tipo de combinaciones es una declaración de moda que nadie va a pasar de largo.

Debajo de un saco o chamarra

3

Los bralettes son mucho más que una pieza cómoda que podemos usar en casa y si los quieres colocar como la pieza central de un atuendo más clásico o serio, lo puedes hacer sin ningún problema; lo más importante es que te asegures de que cubre el busto.

Sobre una camisa

4

Esta opción es sin duda para las más fashionistas. Crea una silueta súper interesante y atrevida; claramente un look que hará que te volteen a ver.

Debajo de una blusa transparente

5

Tan sexy como clásico, esta combinación es súper interesante y aunque parece casi “escandalosa”, en realidad luce elegante y atractiva. De nuevo, lo más importante es que uses un bralette que cubra todo lo que quieras cubrir.

Con pantalones altos (a la cintura)

6

Los bralettes tienen espíritu de crop top, por lo que los puedes usar con pantalones altos o al cintura. Puedes combinar texturas para hacer que el atuendo luzca mucho más interesante y si no te quieres complicar, combina 2 colores clásicos.

Debajo de un suéter tejido

7

Desde suéteres chunky hasta los tejidos más suaves, lo más importante en este caso es que la prenda tenga un corte interesante donde se vea (poco o mucho, todo depende de tu gusto), el bralette.

Debajo de una tank top

8

Todas tenemos en casa una tank top que nos queda ligeramente abajo del busto o en los costados y donde el bra se ve raro… pero cuando lo cambias por un bralette, el resultado final es completamente diferente.

Lo más importante es que te sientas cómoda usando estas prendas. La comodidad lo vale, siempre y cuando tu te sientas bonita y llena de confianza. Si todavía no has probado los bralettes, te invito a que lo hagas, de verdad; la experiencia es transformadora y después de usarlos, no vas a querer regresar a los bras “normales”; sobre todo si pasas mucho tiempo en casa.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema